Post: Mendoza PostSábado 9 Feb 2019 11 días atrás

 Un manifestante que participaba en las protestas en París, Francia, de los "chalecos amarillos" perdió una mano cuando la manifestación pasaba frente al parlamento de la capital.

El hombre fue evacuado por los bomberos con una venda en el antebrazo. Los llamados street-medics (médicos de la calle, generalmente voluntarios) quienes acompañan a los manifestantes, expresaron de "una mano arrancada".

Según reportes de la prensa local y del sitio RT, el hombre (quien no llevaba chaleco amarillo) perdió su mano cuando tomó una granada GLI F4 para relanzársela a la policía, pero detonó cuando la tenía agarrada.

Los "chalecos amarillos" llevan trece sábados consecutivos de movilizaciones en Francia. Si bien el pasado fin de semana hubo casi 60 mil personas, los números de manifestantes han disminuidos con respecto a los 288 mil que participaron de la primera marcha el 17 de noviembre: los grupos de oposición al gobierno de Emmanuel Macron están divididos según sus intereses, según explicó Infobae.

En París, los "chalecos amarillos" se reunieron en las principales ciudades francesas y en París lo hicieron en torno al Arco del Triunfo, los Campos Elíseos, el Ministerio de Asuntos Exteriores, la Asamblea Nacional, el Senado y la sede de la patronal. Continuará durante la tarde hacia la Torre Eiffel.

Los restos de la mano del manifestante.