Cannabis medicinal y vacío legal: la desgarradora lucha de Valentina Bassi - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 9 Feb 2019Sábado, 09/02/19 atrás

La ley de cannabis medicinal rige en toda la Argentina, pero para muchos enfermos, o mamás y papás de enfermos, es una odisea conseguir los aceites, saber cómo usarlos, cuándo usarlos y quién los receta.

La actriz Valentina Bassi (46) contó en Instagram que ella misma se tuvo que poner a cultivar en su casa para tratar a su hijo Lisandro (10), fruto de su relación con el director Ulises Rosell.

"Con esta planta hago aceite medicinal para mi hijo. No quiero ser ilegal, me molesta mucho hacer todo a escondidas. Tengo muchas preguntas, no soy médica, necesito y espero con ansiedad estudios científicos que me ayuden a encontrar la dosis y la cepa indicada. Mientras tanto... no puedo esperar", posteó.

Invitada a Confrontados, Valentina contó en profundidad la lucha por la salud de su hijo, que tiene autismo y a quien el aceite ha ayudado a conciliar el sueño.

"Para mí fue como una salvación, hace tres años que cultivo para hacer aceite para mi hijo. Le doy específicamente para trastorno del sueño, porque lo tenía muy grave. Probamos de todo, homeotapia, fuimos al mejor pediatra, flores de bach, melatonina y tuvimos que caer en un psicofármaco, que no le quiero dar bajo ningún punto de vista, porque mi hijito no dormía. En el tercer mes hubo que aumentarle la dosis y dije ?basta, hasta acá llegué'".

Ver esta publicación en Instagram

#sabado mucha #fiaca

Una publicación compartida de Valentina Bassi (@bassivalentina_) el

"La misma neuróloga de mi hijo me dijo ?no te puedo recetar nada, es totalmente ilegal, si cultivás podés ir presa, pero tengo muchos madres que traen a sus hijos acá y están mucho mejor'. Ella me conectó con una mamá y ahí empecé a cultivar, y a hacer los aceites. Logré una mejoría. No le saqué todavía el psicofármaco, pero lo bajé a la mínima dosis en vez de aumentarla. Hasta ahora logré un efecto complemetnario", relató Valentina.

Mirá también: Laje, el primer médico que tuvo una clínica de cannabis en el país

"Mi hijo es un divino, él hace sus terapias, el problema grave realmente era que no podía dormir. Ahí no estaba nadie sano de la familia, la familia entera no duerme. Fue un par de años de mucha tristeza. Hoy está perfecto, es feliz, que es lo único que me importa. Yo también estoy más tranquila. Puedo trabajar mejor, en un momento me retraje mucho porque estaba muy preocupada".