La niña violada y embarazada por su padrastro no quiere abortar - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 6 Feb 2019Miércoles, 06/02/19 atrás

A la nena de doce años de Guaymallén que está embarazada de cuatro meses por las violaciones de su padrastro le arrebataron su niñez. Los ataques sexuales comenzaron hace casi siete años, según consta en el expediente de acuerdo a una denuncia anterior. Hoy su madre fue acusada por el delito de encubrimiento y la niña continúa con el embarazo que ya tiene cuatro meses de gestación. 

Este caso tiene un pilar muy fuerte que no se puede dejar de lado. Tanto la víctima de la violación como su madre quieren que el embarazo continúa y no se interrumpido, posibilidad que fue ofrecida por el Ministerio de Salud de Mendoza.

La madre de la niña denunció en 2012 que su hija había sido manoseada por David Menacho, su pareja. La causa por abuso sexual simple no prosperó porque en las entrevistas con la niña los psicólogos no detectaron los abusos. También se dijo que tanto la progenitora y la nena fueron cambiando sus testimonios en diferentes citaciones judiciales sobre cómo habían ocurrido los hechos y por eso la Justicia cerró la causa.

Por todo esto la pareja puso fin a la convivencia y en 2015 volvieron a convivir. Los investigadores suponen que desde entonces la niña era vejada por Menacho.

Los abusos habrían comenzado en 2012.

Ahora el embarazo no dejó lugar a dudas sobre la violación y el padrastro se fugó al saber que su pareja lo iba a denunciar 

El caso finalmente salió a la luz cuando una tía de la niña le comentó a la madre que para ella estaba embarazada porque "tenía pancita". Entonces llevaron a la nena a un centro de salud y los profesionales constataron el embarazo.

Ante esto, la madre le consultó quién era el padre, ya que ella estaba al tanto de que su hija mantenía relaciones sexuales y por eso le administraba anticonceptivos para que esto no ocurriera. La niña decidió contarle que estaba embarazada de su padrastro: "Le confié mis hijas. Ella me lo confirmó con la mirada, no pestañeó, me miró fijamente para decírmelo. No me lo voy a olvidar", fueron las palabras de la madre a Canal 7.

Incluso la madre, que está investigada por la Justicia porque presuntamente habría encubierto los abusos, afirmó que su ex pareja le dijo que en dos ocasiones había violado a su hija. 

"Él sabía que estaba embarazada, le había hecho un test, y hasta le dio unas pastillas, unos yuyos. A mí hija le podría haber pasado cualquier cosa", aseguró.

La madre dijo que el padre le había dado yuyos para que abortara.

El Estado interviene en el caso

Desde el Órgano Administrativo Local realizaron la denuncia porque no creyeron en las palabras de la mujer. En ese sentido, Daniela Torres, directora de Protección y Restitución de Derechos, dijo que van a tomar intervención con respecto a las hermanas de 11, 7 y 2 años.

Como primera medida la niña embarazada fue puesta en guarda a cargo de una familia amiga: "Ahora estamos teniendo la sospecha de que eso fue por alguna manipulación de la mamá en la información que se brindaba y manipulación posible en el relato de la niña", agregó Torres.

Desde la OAL investigan si las otras hijas sufrieron algún tipo de aborto.

Sobre los hechos sucedidos en 2012, la Directora de Protección y Restitución de Derechos afirmó que "se hizo un cierre del proceso de 2 años donde no se pudo corroborar los indicadores de abuso por la manipulación que ha hecho a la madre respecto a la niña. Respecto a las otras hermanitas hemos tomado medidas de protección de Derechos con Red Familiar y vamos a hacer el mismo seguimiento psicológico para abordar y ver si hay indicadores de abuso sexual".