Comer con mucha sal puede retrasar la adolescencia - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 27 May 2015

Aunque parezca una solución mágica para evitar que los chicos lleguen a esa complicada etapa, no te ilusiones porque sólo la retrasa, tarde o temprano llegará. Además el consumo excesivo de sal puede ocasionar trastornos en el desarrollo sexual.

Los investigadores de la Universidad de Wyoming en Estados Unidos han estado investigando los efectos de los distintos tipos de dietas saladas en ratas. Descubrieron que los animales que tomaban altas cantidades de sal (3 o 4 veces la ingesta diaria recomendada) tenían problemas para alcanzar la adolescencia, según informa el portal ComputerHoy.com.

La falta de sodio también tiene su repercusión.

Por otra parte, las que tenían una ingesta normal se mantenían con un desarrollo estable. Curiosamente, a las ratas a las que se les negaba completamente la sal también tenían problemas para llegar a la adolescencia.

Los investigadores concluyeron que la sal es un complemento necesario para alcanzar la pubertad, pero que si se tomaba en exceso podría llevar a problemas de salud sexual o reproductiva. A veces dichos problemas se pueden manifestar como altercados en el comportamiento, estrés y reducción de la fertilidad.

Hasta la fecha, se han llevado a cabo numerosos estudios respecto a los efectos de determinadas dietas en el desarrollo, pero nadie se había fijado en este detalle. "Hasta ahora, se pensaba que las dietas altas en grasa afectaban al crecimiento adelantando la adolescencia, pero nuestro trabajo demuestra que incluso una dieta así, si se complementa con altos niveles de sal, lleva al retraso de la adolescencia"- Declaraba Dori Pirynski, la científica a cargo del estudio.

El desarrollo depende también de la sal.


El sodio de la sal se puede encontrar naturalmente en productos como la leche, los huevos o en comida procesada como el pan o incluso en salsas como la de soja. Según los expertos, la cantidad recomenda de sal diaria ronda los 5 gramos (en adultos).

Así que ya sabés: nada de abusar o no te saldrá barba.