Lo que dejó el debut del Tomba en este 2019

Análisis. Godoy Cruz jugó muy mal y perdió ante Lanús en el primer partido de Marcelo Gómez como técnico.

Lo que dejó el debut del Tomba en este 2019

Sábado 26 Ene 2019
porEmanuel Tristán
Editor de Deportes

El primer partido de Godoy Cruz en este año causó desilusión e incertidumbre. El Tomba jugó muy mal, cayó de local ante Lanús y generó preocupación de cara a los próximos partidos que vienen. Todo en el marco del debut de Marcelo Gómez como entrenador.

La idea original del flamante técnico del Expreso tuvo algunas lagunas que acusaron fallas en la planificación del sistema y la estrategia. De entrada, el Bodeguero pregonó una presión asfixiante de mitad de cancha hacia adelante. Quizás si el partido no se hubiera jugado con una sensación térmica superior a los 35° esto hubiese resultado, pero en esas condiciones el plan no duró ni 15 minutos.

La imperiosa necesidad de salir jugando desde abajo sin importar el contexto de la situación también generó inconvenientes y expuso a los jugadores a cometer errores que de casualidad no terminaron en consecuencias peores, como por ejemplo le sucedió al arquero Roberto Ramírez.

Salir jugando desde el fondo siempre es una idea sana y que puede llegar a resultar productiva, pero siempre y cuando se analice la situación y no se arriesgue el arco propio. En ese caso hay que reventarla y dejar el lirismo para los que saben y deben desequilibrar de mitad de cancha hacia adelante.

El Tomba tiene por delante a River en Mendoza (el miércoles que viene por el postergado de la 13° fecha) y Boca en la Bombonera, el domingo 3 de febrero.

Y justamente en ese sector de la cancha estuvo el mayor problema de Godoy Cruz. El medio no tuvo presencia defensiva ni sirvió como primer generador de juego. 

El tándem compuesto por Elías - Andrada - Iván Ramírez pasó desapercibido y, en medio de yerros e imprecisiones, Lanús aprovechó y lastimó las pocas veces que se lo propuso. Tampoco hubo sorpresa por parte de los laterales y el Tomba nunca rompió la modorra que manifestó a lo largo de los 90 minutos.

Marcelo Gómez tuvo un deslucido debut como técnico de Primera.

Dentro de este panorama la figura del Morro García pasó desapercibida y el único que logró trascender limitadamente en el campo de juego fue Ángel González, cuyas apariciones no alcanzaron para contagiar al resto o bien generar peligro en el arco granate.

La agenda de la Superliga le propone al Expreso jugar contra River y Boca. Al Millonario lo recibirá el próximo miércoles, mientras que el domingo 3 el elenco mendocino se presentará en la Bombonera. Además a principios de marzo comenzará su cuarta participación en la Copa Libertadores.

Así las cosas, Marcelo Gómez tiene mucho trabajo por delante. En principio, aceptar el plantel que tiene, conocer las propias limitaciones y no pretender lograr más de lo que se puede. Después, sincerarse con las condiciones y los rivales a fin de exprimir las generosidades de un plantel joven cuyo potencial, bien utilizado como supo hacer Dabove, puede sorprender a más de uno.

Los hinchas del Tomba se mantienen esperanzados en revertir la situación.

Esta nota habla de: