¿Tiene sentido la moda de tomar agua tibia con limón por las mañanas? - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 25 May 2015

En los últimos tiempos, se les ha dado a los famosos por beber un vaso de agua tibia con jugo de limón por las mañanas. 

Según ellos mismos dicen, desintoxica el cuerpo e incluso adelgaza, lo que llaman  dieta "Master Cleanse".

La pregunta: ¿Tendrá realmente algún efecto positivo en nuestra salud? 

No. No la tiene. Supuestamente, tomar un vaso de limón por las mañanas activa tu metabolismo y ayuda a perder peso y detoxificar el cuerpo. Pero la verdad es que no funciona. 

Según el biólogo y periodista científico Santiago Campillo publica en Hipertextual, el origen de esta moda está en libros como el referido a la Master Cleanse de Stanley Burroughs y otras pseudodietas del mismo estilo. 

Vitamina C y un vaso de agua más por día.

Actualmente, como suele ocurrir, modelos y personas del mundo del espectáculo han dado fama a este tipo de comportamientos, los cuales son aprovechados por los charlatanes para convencer a los incautos prometiéndoles adelgazar y mejorar su cuerpo de forma mágica y sin esfuerzo. Pero cuidado, porque tras esta moda hay un serio peligro para la salud. 

"The Master Cleanser" es el título de un libro publicado allá por los años cuarenta donde su autor, Burroughs, promovía sustituir la comida  en una dieta agresiva compuesta por te y jugo de limón hecho con sirope de arce y pimienta roja de cayena. 

Es parte de las famosas "fasting" o dietas sustitutivas en las que se reduce o prohíbe la ingesta de ciertos tipos de alimentos (o alimentos, diorectamente). A partir de aquí, la moda de tomar un vaso con jugo de limón por las mañana no ha hecho más que extenderse en mil y una variantes.

 ¿Cuáles son sus propiedades? 

"Con esta maravillosa" aportación, tu organismo es capaz de activar tu metabolismo más rápidamente, por lo que quemas más grasas. Además, ayuda a alcalinizar la sangre, lo que activa también tu hígado y tus riñones eliminando más toxinas y componentes negativos de tu cuerpo", dicen. Qué pena que todo esto no tenga ni pies ni cabeza. Tu metabolismo no va a funcionar de manera distinta porque tomes un vaso de limón. En primer lugar, porque no necesitas ácido para activar el metabolismo por las mañanas.

Cualquier cosa que nos metamos en la boca, o con tan siquiera pensar en el desayuno, sirve para que se active nuestro metabolismo. Que por otro lado, no tiene nada de especial. No va a funcionar de manera distinta, consumiendo más grasas, a no ser que sometamos a nuestro cuerpo a una presión de ejercicio matutino. 

¿Qué asidero tiene esta dieta detox?

Por otro lado, la estupidez de alcalinizar la sangre es colosal. Aunque sí pueda existir una variación de pH en la sangre, ésta es muy baja (por suerte), para evitar otros problemas metabólicos mucho más graves, como la acidosis sanguínea provocada en respuesta. Luego está el papel del hígado y riñones, quienes funcionarían más rápido y mejor gracias a un mecanismo mágico que no comprendo. El potasio, que sí está presente en la regulación de la permeabilidad de membrana de los riñones, en todo caso, aumenta el nivel de agua que se expulsa y no de "toxinas". 

Un riesgo para tu salud

Lo que sí puede causar el dejarnos llevar por este tipo de dietas es una anemia peligrosa. La privación, es decir, no tomar los nutrientes necesario y esenciales puede desencadenar enfermedades de todo tipo. Normalmente estas dietas sí provocan una pérdida de peso. Pero no porque funcionen, sino porque sustituyen toda comida por agua con unos pocos aditivos.

Tomar agua con limón no es malo. Ni mucho menos, puede resultar beneficioso para regular nuestro nivel de vitamina C (ascórbico), así como añadir antioxidantes a nuestra dieta (tampoco muchos, no nos engañemos). Además puede provocar que bebamos más agua; y esto sí está relacionado con una mejora de salud así como una pérdida de peso. Pero, por lo demás, no existe ninguna evidencia científica de que la moda de tomar limón por las mañanas o la Master Cleanse tenga algún efecto beneficioso (y sí peligroso) sobre nuestra salud.