Hantavirus: piden desratizar la casa de Barreda - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 19 Ene 2019Sábado, 19/01/19 atrás

 La Municipalidad de La Plata pidió autorización judicial y permiso a la Dirección de Zoonosis para ingresar a la casona en la que el odontólogo Ricardo Barreda asesinó a su esposa, suegra y dos hijas en 1992, ya que según vecinos podría ser un foco infeccioso por las ratas y el estado de abandono en la que se encuentra.

Fuentes municipales informaron a Télam que el pedido se enmarca en los operativos y las acciones tendientes a prevenir el hantavirus en la ciudad pero que, en este caso, al ser una propiedad privada la comuna debe tener autorización para ingresar.

"Montamos un operativo y se apuntó específicamente en casas abandonadas y las que tienen sus propietarios el síndrome de "Diógenes" (acumuladores compulsivos)", dijeron las fuentes del municipio.

Elementos de ortodoncia en la casa donde Barreda mató a su familia.

En relación a la casona de Barreda, ubicada en la calle 48 entre 11 y 12 y actualmente en litigio judicial, los voceros indicaron que "ya se trasladó el tema a Zoonosis y el área de legales con el objetivo de tener autorización de Barreda o judicial para ingresar, ya que al ser una propiedad privada el municipio debe tener autorización".

La cocina de la vivienda.

Los responsables de los operativos de prevención esperaban este mediodía que en las próximas horas se autorice la intervención para ingresar al lugar a desratizar y a limpiar el fondo, ya que indicaron que es el sector que mayor riesgo podría generar, debido al estado de abandono en el que se encuentra el inmueble.

"Ayer ingresó un pedido (para intervenir y limpiar la casa) y se tomó intervención. Al igual que se hizo con los otros casos denunciados por casas en estado de abandono, y otros en zonas periféricas del partido", explicó el vocero tras aclarar que "sin autorización judicial o de los propietarios, el municipio no puede ingresar a una propiedad privada".

Así está hoy la casa, 27 años después de la masacre.

Las acciones se desarrollan a partir de la recepción de denuncias telefónicas en la línea 147 de vecinos que piden intervención del municipio, y luego personal se presenta y dialoga con los inquilinos para que permitan desarrollar las tareas de limpieza.

En caso de que los inquilinos o habitantes de esas casas se nieguen al ingreso del personal, los agentes actúan por intermedio de la Secretaría de Legal y Técnica para entrar al domicilio y evitar perjuicios a otros vecinos.

"A través de este operativo se está trabajando para erradicar también tres focos en viviendas de acumuladores de residuos en las calles 63 y 115; 33 entre 10 y 11 y 34 entre 1 y 2. En estos casos ya sea por intervención judicial o por autorización del propietario se logró iniciar el trabajo para desratizar la zona", dijo el vocero a Télam.

Para este trabajo se encuentran coordinando acciones las áreas de gobierno de la Secretaría de Espacios Públicos, Secretaría de Salud y Dirección de Zoonosis junto a los Centros Comunales, quienes se encargan de la distribución de cebos y de informar a la población sobre cómo actuar ante la presencia de roedores o contacto con los mismos.