El jefe de la Policía dice que el gas pimienta se usó para “tranquilizar” - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 25 May 2015

Finalmente, Juan Carlos Caleri, admitió que la policía arrojó gas pimienta en el partido de ayer entre Godoy Cruz y Belgrano, desarrollado en el estadio Malvinas Argentinas, que terminó en un escándalo.

"Hubo una serie de inconvenientes en el interior de la cancha, en la parte de la tribuna ocupada por los simpatizantes de Belgrano, y luego se trasladó a la zona mixta, donde hubo unas trifulcas. Fue necesario, para calmar los ánimos, utilizar el gas pimienta, que se arrojó hacia arriba, y por lógica todos se vieron afectados, pero el objetivo era tranquilizar a las personas", dijo el jefe de la Policía de Mendoza a radio Nihuil.

Luego, acusó al presidente de Godoy Cruz de mentir, fue luego de que este hablara de los numerosos hinchas de Belgrano que hubo en el Malvinas Argentinas.

Caleri acusa a Mansur

"El señor Mansur está mintiendo, porque el día jueves el ministro, con el personal del servicio que iba a ir a cubrir el partido a la cancha, más directivos del club Godoy Cruz, coordinaron que no se iba a abrir el sector del costado norte y las bocas de la platea cubierta donde están los visitantes. Y en un momento dado decidieron abrir las puertas, cosa que así se realizó, y los simpatizantes que venían a la cancha ingresaron. Además habilitaron una boletería en ese sector. Estuvo todo organizado por el club, en sentido contrario a todo lo que previamente se había coordinado", indicó Caleri.

Y añadió que, si bien la responsabilidad de mantener el orden es de la policía, “el ingreso de hinchas visitantes es del club".

Ayer, una patada de Jaime Ayoví contra Claudio "Chiqui" Pérez, que terminó en el gol de Renzo Saravia, fue el comienzo de los roces, que se extendieron durante los minutos finales y terminaron con Jerry Bengtson –había ingresado minutos antes- expulsado por una cabezazo a Fernando Zuqui.

El escándalo se suma a lo ocurrido en el Boca-River

En otra parte del terreno de juego Juan Carlos Olave se peleaba con Ayoví y Kevin Mercado, y como corolario apareció Pérez furioso y todo se desmadró. El referí terminó el partido y los futbolistas se fueron al vestuario en medio de una ola de insultos.

Pero al llegar al túnel empezó lo peor. La policía de Mendoza se metió para controlar la situación y agredió con gas pimienta a algunos integrantes del plantel, del cuerpo técnico y al entrenador de Belgrano, Ricardo Zielinski.

"La policía agredió con gas pimienta y golpes a personas de nuestro equipo", dijo el vicepresidente de Belgrano, Abraham Rufail. Según se supo este lunes, los agredidos serían el entrenador de arqueros Marcelo Misetich (le descolocaron un dedo), el kinesiólogo Carlos Arbulú y el DT Ricardo Zielinski.