A 10 años del milagro en el río Hudson - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 15 Ene 2019Martes, 15/01/19 atrás

El 15 de enero de 2009 un hecho que rozó lo milagroso captó la atención del mundo: un avión con 155 personas a bordo acuatizó de emergencia sobre el río Hudson, en la costa de Nueva York.

El piloto al mando del vuelo 1549 de US Airways fue catalogado como un héroe, ya que su rápida reacción le salvó la vida a todos.

Además, La tripulación del vuelo 1549 fue condecorada con la "Master's Medal del Guild of Air Pilots and Air Navigators" y el incidente fue calificado por la Junta Nacional de Seguridad del Transporte estadounidense como "el acuatizaje más exitoso de la historia de la aeronáutica". 

La historia del "milagro en el río Hudson"

El avión había despegado del Aeropuerto LaGuardia  a las 3.11 de la tarde con 150 pasajeros y cinco tripulantes.? 

A menos de dos minutos de vuelo y en plena maniobra de ascenso, a una altura de 850 metros, el Airbus 320 fue impactado de frente por una densa bandada de aves gansos, dañando ambos motores y dejándolo sin propulsión. 

"Sully" y Tom Hanks, quien lo interpretó en el cine.

El comandante Chesley Sullenberger -apodado "Sully"- y su copiloto Jeff Skiles, mantuvieron la calma profesional, y empezaron a analizar rápidamente la situación consultando los protocolos de emergencia.

Ambos motores estaban apagados y al no poder reiniciarse, los pilotos declararon la emergencia a la torre de Control de La Guardia para intentar regresar a dicho aeropuerto o una alternativa. 208 segundos después del impacto el avión viró a la izquierda en dirección a dos probables aeropuertos alternativos (el más cercano era Teterboro), con la autorización de la torre de LaGuardia que había suspendido todos los despegues en la zona, sin embargo el Airbus perdía altura rápidamente.

El capitán tomó la decisión de amerizar sobre el río Hudson ejecutando una maniobra llamada "ditching" y la mantuvo a firme. El descenso fue constante, se preparó a la tripulación y pasajeros para esta maniobra, y en el último instante la tripulación pudo levantar la nariz del aparato con lo cual el amerizaje tuvo lugar suavemente.