Post: Mendoza PostMiércoles 9 Ene 2019 10 días atrás

Un interno de Almafuerte fue sometido por sus compañeros de sector a ponerse ropa interior de mujer, bailar, recibir golpes e incluso la víctima denunció que sufrió una agresión sexual dentro del complejo.

El joven de 25 años tiene tres condenas por abuso sexual simple que suman 5 años, según publicó Diario UNO. Uno de ellos fue contra una de las maestras del complejo penitenciario a quien tomó a la fuerza por atrás e intentó violarla.

Ser condenado por abuso sexual tiene su precio dentro del penal y es por esto que este reo fue sometido por sus compañeros a ser humillado. Mientras lo golpeaban en la cabeza, lo obligaron a decir: "Quise violar a la profesora en la escuela", mientras lo golpean en la cabeza.

Le metieron objetos en la boca para que imitara una situación de sexo oral y lo obligaron a decir los delitos por los que se lo acusa.

La familia del reo teme por su integridad física y alegan que las situaciones de violencia se dan desde el 2013 luego de que el joven sufriera un accidente en moto. Pero el Cuerpo Médico Forense determinó que es imputable porque el hombre sabe las consecuencias de los actos que comete.

Además, el hombre denunció el 23 de diciembre del año pasado que fue víctima de un abuso sexual por lo que fue inmediatamente sometido al kit de profilaxis previsto para estos casos y revisado por el Cuerpo Médico Forense.