El caso de lavado que inquieta al macrismo - Mendoza Post
Martes 8 Ene 2019Martes, 08/01/19 atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción

Hay un caso que inquieta al gobierno, porque lo pone en una situación complicada. Tiene que ver con la confirmación por parte de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia de la prisión preventiva de Aída Ayala en el marco de una investigación por lavado de dinero.

En el fallo emitido por los jueces Rocío Alcalá, María Denogens y Eduardo Belforte se marcó que la diputada nacional por Cambiemos está "en posición de afectar el decurso del proceso, ya que cuenta con conocimientos y relaciones personales suficientes para la obstaculización del trámite en la etapa procesal de juicio".

También indicaron que dada la "gravedad y trascendencia económica y social de los hechos investigados, grado de probabilidad de su participación en los mismos" y para "evitar injerencias en la obstrucción de la tramitación del juicio", se "torna desaconsejable, por el momento, revertir el dictado de prisión preventiva en esta etapa del proceso".

Aída Ayala, investigada por lavado

El problema es que Ayala cuenta con fueros y desde el oficialismo hay cierta resistencia a quitárselos. Aún cuando en octubre pasado la mujer había pedido a viva voz a la Cámara de Diputados que le fueran suspendidos los fueros a efectos de ponerse "a disposición de la Justicia".

Lo hizo a través de una sentida misiva, en la cual sostuvo: "No me escudaré en los fueros parlamentarios, esclareceré los hechos y mi falta de responsabilidad en el lugar que corresponde: los tribunales de justicia".

Ver además: Cambiemos busca que se rechace desafuero de diputada acusada de lavado

Incluso, a la hora de defenderse, Ayala minimizó su responsabilidad en la investigación de marras y sostuvo que el fallo de la Justicia en su contra "no tiene nada que lo sustente".

Sin embargo, los jueces han entendido otra cosa: en su fallo, el que se conoció en las últimas horas, determinaron que la legisladora, entre los años 2003 y 2015, mientras fue intendenta de Resistencia, habría beneficiado a la firma recolectora de residuos Pimp SA, investigada por blanqueo de capitales, entre otros delitos.

Ayala cuando estuvo con Mirtha Legrand

"Es dable señalar la gravedad de los ilícitos y el rol atribuido a Aída Ayala en ellos, la participación en forma organizada, el grado de probabilidad arribado en esta instancia en relación a la hipótesis delictiva, así como la trascendencia social e institucional de los hechos cometidos en el seno de esta ciudad; su complejo modus operandi, y la capacidad económica y operativa acreditada en autos, como circunstancias que denotan el riesgo cierto de elusión de la nombrada del accionar de la justicia", señaló la Cámara. Como puede verse, los jueces presumen que la diputada podría fugarse.

Para evitar cualquier suspicacia, debe mencionarse que la diputada está procesada por los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública, enriquecimiento ilícito, fraude en perjuicio de la administración, incumplimiento de deberes de funcionario público y lavado de activos agravado por habitualidad, ser miembro de una banda y funcionario.

En el contexto referido, ¿cómo es posible que la mujer no haya sido aún desaforada? ¿Qué explicación cabe al respecto?

Dentro del espacio Cambiemos las opiniones están divididas. Por un lado, están quienes buscan quitarle los fueros a Ayala. Por el otro, los que creen que la legisladora debe permanecer inmune gracias esa protección especial. Los radicales encabezan esta última opción.

Entretanto, mientras los diputados no se ponen de acuerdo, la causa judicial avanza y la mujer permanece impune. Dicho sea de paso, ¿por qué no renuncia a su banca?

Es bien cierto que el discurso de Cambiemos respecto de la transparencia y la honestidad es persistente, pero en este caso falta algo más que ello.