La famosa actriz que dejó el porno por la religión - Mendoza Post
La famosa actriz que dejó el porno por la religión

Jenna Presley, su ex nombre artístico, dejó la industria donde era una verdadera estrella para casarse y predicar la palabra de Dios.

La famosa actriz que dejó el porno por la religión

Por: Mendoza PostJueves 3 Ene 2019

La historia de la conocida actriz porno Brittni de la Mora, o mejor conocida en el mundo del cine para adultos como Jenna Presley, llamó la atención de todo el mundo: la joven hizo un cambio radical en su vida y actualmente se dedica a predicar la palabra de Dios. 

En su momento, la actriz llegó a grabar más de 300 películas. Además, contó que podía llegar a ganar $30.000 al mes, lo que le permitió comprarse un Mercedes Benz y costosos autos.

"Me sentí rechazada desde niña y adolescente, en mi hogar había mucho caos, así que empecé a buscar amor y aceptación en los lugares equivocados", contó en una entrevista a la vez que indicó que comenzó su carrera a los 16 años.

Primero comenzó haciendo desnudos en público para pagar la universidad, en alguna oportunidad la contactaron productores de cine para adultos y la convencieron para trabajar haciendo "películas románticas". Revela que siempre supo de lo que se trataba, al principio compartiría su tiempo con la universidad, pero no fue así y se dedicó por completo a esta industria.

La ex actriz ahora dedica su vida a la religión.

Con los años, empezó a sentir rechazo por lo que hacía cuando se contagió de una enfermedad venérea y además le pidieron que bajara de peso, cuando estaba en 47 kilos. Sin embargo, en vez de retirarse, le preguntó a una compañera qué podría hacer para no engordar y ella le recomendó consumir cocaína.

"Terminé consumiendo drogas porque había un director que me dijo que estaba gorda y que necesitaba perder peso. Aproximadamente un año antes, me habían dado de alta del hospital por anorexia, así que eso fue un gran desencadenante para mí [...] Tenía más energía, podía realizar las escenas y ni siquiera pensar en las consecuencias, me estaba dando esta falsa sensación de felicidad, pensé que era feliz mientras lo hacía, pero en el momento en que se iba el efecto de las drogas ya no era feliz, así que tenía que inhalar otra linea", declaró.

Brittni y su marido.

Finalmente en el 2012 tomó la decisión de retirarse del mundo de las películas para adultos tras acercarse a una iglesia de San Diego. Y fue precisamente en esta iglesia donde conoció a Richard de la Mora, un pastor que se convirtió en su esposo en el 2016. 

Esta nota habla de: