A lo Black Mirror: polémico sistema de calificación que "puntúa" ciudadanos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 1 Ene 2019Martes, 01/01/19 atrás

China impidió a personas que están en una lista negra tomar más de 11 millones de vuelos y 4 millones de viajes en tren de alta velocidad. El veto podría significar que el país empieza a implementar lo que será el controvertido sistema de crédito social que aprueba o desaprueba a las personas según sus comportamientos.

El proyecto del gobierno asiático recoge calificaciones financieras, sociales, legales y políticas de cada uno de sus ciudadanos.

 Lo llamativo es que este sistema se parece al capítulo de Black Mirror en el que los ciudadanos valoraban al resto a partir de un sistema de puntuación, pero en versión real.    

"Todas las personas pasan a recibir puntuaciones en función de su comportamiento para estimar su "nivel de confianza". Según la puntuación de cada uno, se tienen beneficios o sanciones", De acuerdo con el portal PlayGround.

En la actualidad, existen más de una docena de listas a nivel nacional con nombres de ciudadanos que se basan en infracciones cometidas, como mala conducta en los aviones o trenes o no cumplir con las normas de comportamiento.

Aunque se desconoce en qué clase de lista estaban las personas a las que se les vetó coger los vuelos y aviones, las autoridades están mejorando este sistema para hacer "que las personas desacreditadas quiebren".

 Por ejemplo, el Tribunal Popular Supremo creó una lista con deudores con cuentas pendientes. Según explica Business Insider, el Tribunal publica los nombres de estas personas y sus número de identificación en una web. Los que aparecen en esta lista, no pueden alojarse en hoteles de cuatro ni cinco estrellas, ni enviar a sus hijos a colegios caros o realizar compras de lujo.  

En algunas provincias del país se va más allá y se reproduce un mensaje informando que la persona a la que se está llamando es un deudor. Business Insider también afirma que en mayo se pusieron fotografías de deudores en cines, autobuses y tablones de anuncios. El pasado diciembre se añadieron 8,8 millones nombres de deudores nuevos.