El debate que viene: cómo recuperar la competitividad perdida - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 22 May 2015

Detrás del debate sobre cómo levantar el cepo y del regreso a los mercados internacionales de crédito, subyace la evolución del superávit comercial. 

Por el fortalecimiento global del dólar, la caída de los precios de las commodities, las devaluaciones de los países vecinos, en especial de Brasil, y el atraso cambiario local, este año la Argentina tendrá un magro superávit comercial, que llegaría, como mucho, a u$s 4.000 millones, un saldo inferior a las ventas de dólares ahorro, que se proyectan en u$s 5.000 millones en el año, y mucho menor a las de dólares turismo, que totalizarían otros u$s 6.000 millones en 2015.

La caída del superávit comercial complica al Gobierno que, en un año electoral, administra el día a día con dos objetivos contrapuestos: sostener el nivel de actividad económica -para lo que necesita permitir el ingreso de importaciones, que en un 80% son insumos industriales- y mantener una sensación de estabilidad cambiaria, acumulando reservas y vendiendo dólares ahorro para bajar la brecha entre el tipo de cambio oficial y el blue. 

Este año la Argentina tendrá un magro superávit comercial.

Para aliviar temporariamente esta tensión, el Gobierno ya recurrió a fuentes alternativas de dólares, como los swaps con China y la colocación de títulos públicos, y los analistas privados prevén que seguirá por este camino. 

Pero quien asuma en diciembre no podrá seguir esquivando la pérdida de competitividad.

Según estimaciones del Ieral, las exportaciones de este año rondarán los u$s 63.000 millones, versus u$s72.000 millones informados por el INDEC para 2014. En tanto, las importaciones totalizarían unos u$s 61.000 millones en 2015, contra u$s 65.200 millones en 2014. Así, el superávit comercial se achicaría de u$s 6.800 millones en 2014 a u$s 2.000 millones de dólares este año.

Por su parte, abeceb.com y Economía & Regiones son más optimistas respecto del saldo final porque prevén que se fortalezcan las trabas a las importaciones. 

Mientras la consultora de Dante Sica espera una caída del superávit comercial este año de alrededor de 30%, alcanzando unos u$s 4.500 millones, lo que representaría apenas un 40% de las divisas que se irían por las ventanillas del dólar ahorro, por u$s 5.000 millones aproximadamente (en los primeros meses ya se fueron 3,6 veces más divisas que en el mismo período de 2014); y del turismo, por otros u$s 6.000 millones. 

Seguí leyendo el informe en El Cronista.