Tratarán de aprobar en febrero la ley anti barras y de financiamiento político - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 30 Dic 2018Domingo, 30/12/18 atrás

El Gobierno intentará nuevamente en febrero conseguir que el Congreso apruebe el proyecto para combatir a las barrabravas y la reforma del régimen de financiamiento político, pese a que la Coalición Cívica de Elisa Carrió mantiene sus objeciones.

Hace menos de 10 días el jefe de Gabinete, Marcos Peña, mantuvo una reunión con el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, en la que se acordó convocar a sesiones extraordinarias para febrero.

Fuentes del bloque de senadores de Cambiemos indicaron a Agencia NA que la decisión del Gobierno de tratar de avanzar nuevamente en febrero con los proyectos de ley "anti barras" y la de financiamiento político quedó así "confirmada".

Carrió objeta uno de los proyectos

Ambos temas motivaron la convocatoria a sesiones extraordinarias de diciembre pero el Gobierno no consiguió la aprobación de ninguno: la razón principal fueron las objeciones de los aliados de la Coalición Cívica.

El proyecto para combatir a las barrabravas fue aprobado en general durante la última sesión de la Cámara de Diputados pero, en medio de un debate desordenado en la votación particular de cada artículo, se decidió devolverlo a comisión.

Más allá de la falta de acuerdo entre el oficialismo y la oposición sobre los cambios propuestos a la iniciativa, lo que determinó la suspensión del debate fue la intención de la bancada de Carrió de establecer una prohibición para que funcionarios públicos integren las comisiones directivas de los clubes de fútbol.

Ese cambio, propuesto en medio del debate que se desarrolló en el recinto, generó muchas dudas debido a que es algo usual que funcionarios públicos se integren a la vida de los clubes de fútbol, especialmente dirigentes del PRO en Boca Juniors, la escuadra que encabezó el presidente Mauricio Macri.

Por otra parte, el proyecto para modificar la ley de financiamiento de los partidos políticos y las campañas electorales quedó congelado en el Senado y las objeciones de Carrió también influyeron en esa decisión.

La líder de la Coalición Cívica se opuso públicamente a la intención del Poder Ejecutivo de permitir que las empresas privadas realicen aportes de campaña, uno de los puntos centrales del proyecto que Macri envió al Congreso.

De esta manera, el Gobierno necesitará para febrero alcanzar un acuerdo con la co fundadora de Cambiemos para avanzar con estas dos iniciativas o resignarse a una votación que divida al interbloque oficialista.