Visitando bodegas: Santa Julia, el festival de sabores, texturas y vinos - Mendoza Post
Sábado 22 Dic 2018Sábado, 22/12/18 atrás
porAndrea Mendoza Ghinaudo
Diseñadora y bloguera

Queríamos conocer a este monstruo, queríamos ver cómo era por dentro, queríamos saber lo que se siente estar en este lugar del que tanto nos hablan. Y si uno lo desea con todas las ganas seguro se concreta, dicen.

Santa Julia hace honor a todo eso y mucho más. Santa Julia te recibe con los brazos abiertos, con el corazón ávido de nuevas visitas y con la certeza de saberse parte de las bodegas más lindas que tiene Mendoza.

Naturaleza y construcción en armonía

Cuando el mozo me dice que el menú que voy a probar dura aproximadamente dos horas y media me parece mucho, pero cuando empiezo a probar los platos quiero que esas horas se hagan eternas, saborear una y otra vez, disfrutar con las texturas y seguir mirando hacia ese verde eterno del parque salido de los cuentos, que en cualquier momento aparece un duende a espiarnos, a querer embriagarse con unas gotas de estos elixires y dejarse llevar hacia donde la imaginación quiera.

Puedo describir con cientos de palabras cada uno de los pasos de lo que probamos, pero eso seria "espoilearles" la experiencia de sentarte en "Casa del Visitante" por eso les mostraré fotos a modo ilustrativo. Mi consejo es relajarse y gozar de las delicias que preparan para nosotros junto a los vinos que te hacen suspirar.

Hay varias opciones a la hora de almorzar, nosotros probamos el Menú degustación de fuegos que consta de 7 pasos y el Menú Criollo de 3 pasos.

En el primero se come Trucha, Achuras de Cordero, Osobuco de Chivito, Costilla de novillo, arroz con leche y pan de palo, todos preparados con distintos tipos de fuego, a saber horno de barro, a las brasas, al caldero, al disco de arado y al rescoldo.

Osobuco de chivito asado con puré de zapallo

Costilla de novillo al horno de barro con vegetales de la huerta.

Trucha de Tupungato a la sartén de chapa con espuma de papin andino.

Buñuelo de humita al caldero, cebolla, pimientos y marcarpone de cabra.

Arroz con leche ahumado y caramelizado con manzanas al rescoldo.

Aunque Matías lo explicó yo quise mostrarles el DIY del postre que me voló la cabeza.

Los vinos que lo acompañan son:

* Alma 4 - Chardonnay - 2013: vino espumante con gran cantidad de burbujas, muy frutado.

* Zuccardi Serie A - Syrah 2014: delicado sabor con notas de durazno

* Zuccardi Q - Cabernet Sauvignon: aroma a frutilla y ciruela, de sabor suave y taninos agradables.

* José Zuccardi - Malbec - 2014: bomba al paladar, deja rastros por su elegancia y persiste en la boca mucho tiempo.

*Santa Julia Tardío - No puedo ser imparcial, es el que me puede y lo sigo eligiendo para los postres

* Malamado Viegnier: fuerte grado alcohólico acompaña al arroz con leche

* Malamado Malbec: marida al postre de dulce de leche y le hace frente con toda su fuerza, para quedarse de sobremesa con una copita.

Alma 4 Chardonnay un espumante muy fresco

Zuccardi Q Chardonnay

Zuccardi Serie A Syrah 2017

José Zuccardi Malbec 2014 fue el que más nos gustó

Malamado Viorgnier que te voltea con su grado alcohólico

Malamado Malbec acompaño el postre

Santa Julia Tardío con la dulzura exacta

En el Menú Criollo los tres pasos constan de 3 empanadas, en el principal probás diferentes carnes y te repetís las veces que quieras: de cerdo, de vaca y de chivo, todos acompañados por una hermosa cantidad de verduras asadas y ensaladas. Postre: lingote de frutillas, frutos rojos, granola, masa de hojaldre y almíbar de naranja y frutilla. Perderse en lo dulce a full.

El vino que acompaña es un Zuccardi Q Cabernet Sauvignon 2014 del Valle de Uco.

Trilogia de empanadas

Variedad de carnes con ensaladas y verduras asadas

Lingote de frutilla, frutos rojos con salsas de naranja y frutilla

Cuando tuvimos la fuerza para incorporarnos y pasear por los jardines que son un sueño, compartimos un rato con Julia Zuccardi encargada del área de turismo que nos contó eso que todo turista quiere saber.

Conocimos la sala de barricas, las imponentes maquinarias de esta mega empresa y la guía de turismo nos habló de la historia de la familia Zuccardi.

La frutilla de la torta es sin lugar a dudas la bandeja para degustar panes gourmet, probás por ejemplo pan de campo, pan de morcilla, de albahaca y pan baba con almíbar de ajo. Este último fue mi preferido así que levanté el brazo y dije "Mozo deme otro por favor".

Dicen que "A buen entendedor pocas palabras" no?, así que con estas fotos de la bodega me voy despidiendo y les aclaro que no le hacen justicia a la belleza que tiene este lugar.

Para conocer más entrá a:

Blog: Saludá que nos vamos

Twitter: @AndreaMzaG

Instagram: andreamzag

Fotos: Gustavo Valles