Suárez y Kerchner ya corren por suceder a Cornejo - Mendoza Post
Suárez y Kerchner ya corren por suceder a Cornejo

El intendente capitalino y el ministro más influyente de Mendoza comenzaron a mostrarse abiertamente con sus herramientas para convencer a la dirigencia y a los votantes.

Suárez y Kerchner ya corren por suceder a Cornejo

Jueves 20 Dic 2018
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Hubo un click en el oficialismo después de que leyeron la nota del Post titulada: Para Cornejo, "Kerchner y Suárez son dos buenas propuestas".

El lunes a la noche Cornejo develó sus preferencias electorales.

El mensaje del gobernador fue una autorización implícita, para que sus dos candidateables comenzaran a hacerse ver como aspirantes a la gobernación.

Suárez, ya "en candidato"

El intendente de Capital se sintió habilitado así para hablar como precandidato y correr con el ministro de Economía Martín Kerchner.

Tanto, que ya dijo en una entrevista radial que estaba claro que el próximo gobernador debía ser un radical, por lo cual señaló que Omar De Marchi, el intendente macrista de Luján con aspiraciones provinciales, debería competir con el radical en una elección Paso si aspiraba a ser el candidato de la coalición.

Sintonía fina entre el gobernador y el intendente capitalino.

Suárez se animó a admitir, incluso que le gustaría que fuera una fórmula compartida con una candidata a vicegobernadora. Entonces, se mencionaron a dos legisladoras nacionales. Por un lado Pamela Verasay y por el otro, Claudia Najul. 

En esa opción dio la sensación que Suárez ponderó mejor a Najul como posible candidata a vice.

Kerchner, en la ruta

En tanto el ministro Kerchner recorría el Sur de la provincia con los visitantes chinos interesados en la posible explotación de la mina de sal de potasio en Malargüe.

Y luego, ya en General Alvear tras hacer una entrega de viviendas, se resguardó y se regocijó en la mención que hizo el gobernador de su nombre en ese binomio de precandidatos.

Se fortalece en la gestión, dice el ministro.

"La sola mención de Alfredo ya me honra. Entiendo que él lo dice a partir de mi trabajo diario. Con él trabajamos hace 15 años desde el Municipio de Godoy Cruz", proclamó.

Y apeló a una metáfora futbolera para explicar su relación en la función pública con Cornejo. "Nos conocemos de memoria. Yo le tiro una pared y salgo a buscarla porque sé donde me la va a devolver", dijo con cierta emoción.

Aprovechó a decir en su defensa que continuará hasta el momento de la definición de las candidaturas concentrado en la función ejecutiva. "Llevo 120 mil kilómetros recorridos desde que soy ministro y voy a San Rafael dos veces por mes para estar sobre los problemas que hay que resolver", describe como un rezo el funcionario.

Y remarcó que si el ungido termina siendo Suárez estará conforme porque estará asegurada la continuidad de la gestión "que es en definitiva lo que la gente quiere".

Coincidencias y diferencias

Ambos aspirantes coinciden en que será la opinión de los mendocinos lo que definirá al candidato del oficialismo, es decir las encuestas que se repetirán con más frecuencia.

Ambos saben que en febrero se definirán el cronograma electoral y las candidaturas.

Ambos están convencidos que tienen que tener el aval partidario para llegar al umbral de la candidatura provincial, pero en especial el pulgar arriba de Cornejo.

Sonríen los aspirantes con Néstor Majul en el medio. 

En el semblanteo de ambos, se nota lanzado y decidido al intendente de Capital, y al pluriministro concentrado en la gestión y fortalecido y casi satisfecho por haber llegado a la recta final con un referente de peso, como en el que se ha ido convirtiendo Suárez.

Un dato no menor para el planeta radical: el jefe citadino cuenta con avales dentro del círculo "rojo y blanco", es decir en la cúpula radical, con dirigentes como Ernesto Sanz y el mismo Julio Cobos.

Esta nota habla de: