El dolor de una reina de Tupungato por su hermana violada - Mendoza Post
Jueves 20 Dic 2018
porLeonardo Otamendi
Editor Post

Una familia de Tupungato está desolada. Más precisamente algunas integrantes de esa familia: una mujer y sus tres hijas. Una de ellas, la mayor, es reina vendimial por el distrito El Algarrobo y comenzó una lucha sin cuartel al enterarse que al abusador de una de sus hermanas le dieron sólo 5 años de prisión domiciliaria por el aberrante delito.

Ese hombre no es un desconocido, es el abuelo de la víctima, a quien abusó desde los 11 y durante tres años.

Marisol Franco tiene 20 años y está totalmente desilusionada con la Justicia mendocina. Así lo ha expresado en las redes y también en diálogo con el POST. Envuelta en llanto lamentó que el hombre que abusó de su hermanita, que le robó la niñez y la inocencia, goce en su casa del beneficio de la prisión domiciliaria por una enfermedad.

Marisol Franco.

Aldo Rosa Gatica, de 58 años, es el nombre del abusador cuyo proceso judicial duró un año y medio hasta que lo condenaron, como se dijo, a cinco años prisión pero en su casa.

Marisol está muy asustada porque este hombre vive cerca de su casa. Si bien es el abuelo de su hermana más chica, de 16 años, no es nada de ella y de su otra hermana de 18. Su mamá formó pareja con un hombre cuando éstas dos eran muy chicas. El padre de este hombre es el condenado.

La pequeña es quien ahora tiene 16 años y fue abusada desde los 11.

Marisol contó que cuando Gatica abusaba de su hermanita, la esposa de él y abuela de la niña cerraba la puerta con llave para no molestar a su esposo y que violentara con tranquilidad a la niña. "Mi hermana le pedía por favor, le rogaba y ella no escuchaba las súplicas de su nieta", recordó la actual soberana de El Algarrobo.

La joven tiene planeado iniciar una serie de marchas para reclamar más dureza de la justicia con su abuelastro abusador. Pero también porque su padrastro, hijo del sentenciado por abuso sexual, también intentó abusar de ella al llegar a la adolescencia. "Intentó abusar de mi cuando tenía sólo 16 años, siendo la persona que me crió desde que tengo memoria, la persona que decía ser mi papá al cual le tenía respeto. Intentó abusarme... intentos de manoseos mientras trabajábamos. Un momento muy feo que no le deseo a ninguna chica", contó Marisol.

Ella, su madre y sus dos hermanas están tristes, decepcionadas e indignadas. Sienten que lo que sufrió su hermana menor a manos de su abuelo y abuela ha sido considerado un delito menor.

Esta nota habla de: