Post: Mendoza PostMiércoles 5 Dic 2018 6 días atrás

Según un informe de la Fundación Universidad Nacional de Cuyo (FUNC) asegura que la actividad metalmecánica mendocina tuvo una caída del 5.97 por ciento durante el segundo trimestre. 

Según el informe que recibió Asinmet, el nivel de actividad tuvo una disminución de casi el 6% respecto al trimestre anterior, explicado principalmente por la caída en la actividad en 50% de las empresas del sector, en tanto que 42% de las firmas experimentó un aumento y 8% se mantuvieron sin variación.

"El 47% de los empresarios afirmó que tuvo que endeudarse para afrontar la crisis".

Asimismo, en base a los datos expresados por los referentes de las empresas consultadas, el nivel de Utilización de Capacidad Instalada (UCI) se ubicó en promedio en el orden de 60,89%, disminuyendo 7,9% respecto al trimestre anterior.

Aquellas empresas que abastecen a los sectores Construcción, Servicios Especiales y Vitivinicultura tuvieron un nivel de utilización de su capacidad productiva mayor al promedio durante el segundo trimestre, mientras que las proveedoras de la Vitivinicultura registraron una disminución de 15% promedio, la más fuerte del sector.

Respecto al empleo, 40% de las empresas incrementó personal, 40% desafectó mano de obra y 20% mantuvo el nivel de ocupación.

El incremento en la cantidad de ocupados totales fue impulsado principalmente por la Construcción (21%) y Energía, Petróleo y Minería (7%); mientras que en el conjunto de empresas proveedoras de la Agroindustria hubo una caída de 14% de ocupación, en línea con la caída en la actividad de esa área.

Las empresas también fueron consultadas acerca de su situación económico-financiera durante los meses de de abril, mayo y junio. Así, el 47% afirmó que tuvo que endeudarse y, de ese total, 78% lo hizo para afrontar impuestos, servicios, sueldos o reponer capital de trabajo; mientras, 22% lo hizo para invertir.

También se indagó sobre el grado de conformidad en el sector metalmecánico mendocino con las políticas económicas del Gobierno nacional que afectan directa o indirectamente a la industria en general. En relación al primer trimestre, durante el segundo trimestre del año la proporción de empresarios que expresaron estar disconformes con el impacto de las políticas en sus empresas, pasó de 4 de 10, a 6 de 10.