Post: Mendoza PostMiércoles 5 Dic 2018 6 días atrás

El ministro de Justicia, Germán Garavano, definió como "mano justa" la política de Seguridad del Gobierno y rechazó que la nueva reglamentación de uso de armas de fuego para las fuerzas federales viole los derechos humanos, como señaló la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.

"Es la opinión de Carrió, es válida, pero yo creo que es una reglamentación de las funciones de las fuerzas de seguridad que, en su uso adecuado, no debiera ser considerada violatoria de los derechos humanos. (Patricia) Bullrich indica expresamente que sigue las reglamentaciones de Naciones Unidas", afirmó Garavano.

Al ser consultado sobre la política de Seguridad, el ministro explicó: "Yo escribí hace muchos años un libro con Eugenio Burzaco y Diego Gorgal que se llamó Mano justa. Nosotros estamos convencidos de que ese es el camino".

Garavano prefiere hablar de "mano justa"

"Definitivamente la mano justa es más dura de lo que vino siendo los últimos diez años, donde cuando uno analiza el crecimiento del delito y el narcotráfico se ven respuestas muy bajas", evaluó Garavano.

En declaraciones al diario La Nación, precisó que "sobre 100 delitos que se cometían en nuestro país, solo uno tenía castigo" y sostuvo que el Gobierno quiere "reducir la impunidad".

Ver además: Qué dice textualmente la resolución que permite a la policía disparar sin avisar

Por otra parte, defendió el proyecto de ley que endurece normas contra barrabravas y consideró que la iniciativa es "un paso muy fuerte hacia adelante".

"Marca un consenso que hay en la sociedad de que este tipo de conductas no pueden ser permitidas, y avanza con sanciones duras, pero adecuadas. La pena que menciona a los cuidacoches es la versión agravada para quien es parte de la organización delictiva y exige dinero. Es una forma de extorsión. Lo de la piedra no es la piedra en sí. Es como un ejemplo que da el tipo penal de algo que se usa como arma impropia. Lo que sanciona es al que ingrese a un estadio con algo que pueda ser utilizado como un arma", agregó.

La iniciativa es "un paso muy fuerte hacia adelante"