Buscan evitar el robo de caballos "con fines gastronómicos" - Mendoza Post
Buscan evitar el robo de caballos "con fines gastronómicos"

Según la nueva normativa los frigoríficos deberán "proveerse de animales debidamente identificados".

Buscan evitar el robo de caballos "con fines gastronómicos"

Por: Mendoza PostDomingo 2 Dic 2018

Un nuevo sistema para comercializar caballos que pretende eliminar la posibilidad de que se faenen animales robados comenzará a funcionar en marzo de 2019.

Las autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) implementarán un nuevo régimen orientado a eliminar las irregularidades presentes en ese mercado.

El nuevo régimen, denominado "Marco Reglamentario para la Provisión de Équidos para Faena", entrará en vigencia el 4 de marzo de 2019 y se extenderá por el término de cuatro años, según lo dispone la resolución 893/18 publicada en el Boletín Oficial.

De acuerdo con la normativa: "Todo équido que se remita a faena debe estar identificado individualmente mediante caravana electrónica por radiofrecuencia (RFID) de baja frecuencia", mientras que los establecimientos proveedores de caballos deberán habilitarse como tales ante el Senasa.

En establecimientos habilitados, antes de comercializar caballos, deberán asegurar que los animales estén amparados por el Documentos de Tránsito Electrónico (DT-e) y una Declaración Jurada de Identificación y Movimiento de Équidos (DJIME).

La iniciativa también ataca el robo de equinos con destino a faena.

A su vez, los frigoríficos deberán "proveerse de animales debidamente identificados" y "verificar que los équidos a faenar se encuentren amparados por el DT-e y la DJIME con los números de dispositivos de identificación correspondientes a cada animal que compone la tropa".

En la Argentina no existen criaderos de caballos con destino a faena; por tal motivo, la elaboración local de cortes de carne equina depende exclusivamente de la venta de caballos -criados con fines recreativos o deportivos- desechados por sus propietarios a causa de lesiones, discapacidad o edad avanzada.

Debido a que la oferta de caballos de descarte es insuficiente para abastecer a la demanda del producto, la industria faenadora de equinos suele abastecerse regularmente de caballos robados.

Esta nota habla de: