Quincho: El lío que le hizo Cornejo al peronismo - Mendoza Post
Quincho: El lío que le hizo Cornejo al peronismo

El PJ se descoordinó de lo lindo. El freno a las reelecciones operó como una bomba. Novedades en el frente de batalla electoral.

Quincho: El lío que le hizo Cornejo al peronismo

Por: Mendoza PostDomingo 2 Dic 2018

El fresco repentino que había venido a apaciguar la primavera -casi verano- de Mendoza, le movió al gordo a preparar uno de sus platos preferidos: chivito a la olla, con papas. Una receta que requería de ciertos cuidados, porque todo el tiempo se cocina "al filo" del reglamento, dejando consumir el fondo de cocción casi hasta el final.

Julián había aprendido este verdadero manjar en la Patagonia, en su época de colimba. La preparaban en el RIM 25 de Sarmiento, una localidad enclavada en la línea sur de la provincia del Chubut, una ciudad famosa por sus bosques petrificados y fantasmales. Aquel regimiento sería famoso muchos años después. Por allí habían pasado Seineldín, y unos cuántos héroes de Malvinas.

El gordo había adaptado aquella comida agreste a la gastronomía cuyana. Los soldados del sur la hacían con cordero, borrego, capón, u oveja. Hasta guanaco. Lo que hubiese. Y Julián la había cambiado por chivito malargüino. La receta consistía en dorar las porciones del chivo, todas, en oliva y manteca, en una olla bien untada con un par de dientes de ajo. Luego, había que ir agregado vino blanco y aceto balsámico en partes iguales, e ir "jugando" con el fuego, hasta que el jugo fuese adquiriendo un color oscuro y tentador. Se agregaba orégano, sal, pimienta, y una pizca de ají molido. Y vuelta a empezar, hasta que al final, con el jugo y el chivo bien desgrasado y cocido, se montaban a la olla papas freídas en el caldero del quincho, cortadas bien gruesas. Un verdadero manjar, que sólo se podía acompañar con un buen tinto, de mucho cuerpo. Preferentemente un corte. Por eso, y porque empezaba la temporada de fin de año, Julián preparó unas botellas de Felipe Rutini, con su corte más famoso: 50 % de Cabernet, 30 % de Merlot, y 20 % de Malbec.

Mientras el gordo cocinaba, el Ruso aportó su conclusión económica de la semana:

- ¿Viste? Amagaron con bajar un toque las tasas, y el dólar se les disparó de nuevo. Mucho G20, lágrimas de emoción en el Colón, pero la confianza del mercado es 0 (cero). Y eso es preocupante...- dijo el hombre de los negocios del grupete. Julián sabía que su amigo tenía razón. Como la había tenido siempre desde que tenía memoria, desde la híper del 89 hacia aquí.

El gordo volvió a probar el jugo, verdadera nota de cata del chivo a la olla, y se declaró conforme. Le pidió ayuda al Ruso para retirar la olla del fuego, y llevarla entre los dos hacia la mesa.

En el cuadro que ornamenta la pared norte del quincho, la que da a Las Heras Playboy, estaban San Martín, O'Higgins y Bolívar. Y nos estaban puteado a todos en colores. Por inadaptados sociales. Julián se puso colorado de vergüenza, y siguió camino a la mesa.

Ya estaba todo listo para la cena.

...

La charla se armó alrededor del tema que más "jugo político" venía dando, por las consecuencias profundas que venía produciendo "en cadena", especialmente en el peronismo. El límite a las reelecciones estaba operando como una mina antipersonal, de esas que cuando alguien las pisa saltan un metro y medio para destrozar lo que haya enfrente. Una verdadera bomba de clavos y metralla, como en la Independencia, le estaba explotando al justicialismo frente a la cara. Y los compañeros estaban entre el "sálvese quien pueda" y el "salvémonos todos juntos". Complejo el panorama, con todo lo que venía pasando. El Omar arrancó primero, con una desmentida un tanto extraña.

- No es cierto que los radicales estén pensando en "abrir" la ley electoral y adelantar un poco más el reloj de las elecciones a abril y junio. Sería una locura...

- No te creo...- le dijo Julián, mientras abría una de las botellas del Rutini reservadas para la ocasión.

- En serio... escuché esa idea en algunos cafés del centro... de esos que se llenan de políticos...- insistió Julián.

- No... yo también escuche esa versión... andan diciendo que el Alfredo no quiere tropezar con una PASO nacional muy complicada y hasta con derrota posible de Macri en el medio de la elección del gobernador de Mendoza, y que estaría buscando la forma de minimizar los riesgos... pero no es cierto. Y tiene explicación...- dijo el radical del grupete, mientras zampaba un generoso trozo de pan francés en el jugo. El gordo había servido el chivito a la olla en unos platos hondos enormes, que usaba para estas ocasiones.

- ¿A ver? - inquirió Ludovico, el más PRO del grupete, que estaba mandando a unos amigos al partido de los gansos disidentes, que se llama "Mejorar Mendoza" y que estaba afiliando gente a full.

Cornejo, en una expo en Maipú.

- Es simple... el principal problema del Alfredo es la transferencia de votos. Cómo hace para hacerle una transfusión de imagen positiva y de gestión, finalmente votos, al que sea su sucesor. Esas transferencias de votos nunca resultaron sencillas. No dan un resultado lineal, y a veces, se vuelven en contra. No es un problema particular del Alfredo. Así funciona la política. Acá hubo ejemplos recientes... Bordón-Gabrielli, luego Gabrielli-Lafalla... Iglesias-Cobos, y siguen las firmas. Entonces, ese problema, el de la "transfusión de votos", no cambia con votar en la fecha que dice la ley, o incluso antes. El riesgo es el mismo. Es más, si los radicales no "abrimos" la ley electoral cuando las cosas estaban un poco mejor con el peronismo, imagínate ahora. Sería imposible. Puede pasar cualquier cosa... no hay que tocar la ley, e ir a las elecciones desdobladas de junio y setiembre, y listo. Lo que yo sí escuché en algunos amigos que hablan con intendentes peronistas, fue que ellos habían ofrecido abrir la ley, y adelantar todo a abril y junio... porque a ellos no les convenía una PASO por el gobernador, entre sus propias PASO y la elección de intendente...

- Eso es verdad, pero se habló "por arriba" antes de la promulgación de la enmienda del 198 que frenó las reelecciones...- dijo el Omar, y clausuró el tema:

- Se elige gobernador en junio y setiembre. Y el problema, lo tienen los peronistas...- dijo el radical de la mesa. Las miradas viraron a Julián, que admiraba "la gota" del Rutini contra las copas Riedel que había sacado para la ocasión.

- Es cierto... pero no sólo los peronistas. Entre los candidatos preferidos del Alfredo, hay algunos que miden mucho más que otros. Y esa decisión es difícil y arriesgada. Respecto del peronismo.... Bueno... es verdad... la está pasando muy mal... y luce absolutamente descoordinado. Y hay una gran calentura con Emir Félix, porque se cortó en soledad para adelantar sus propias elecciones. No le avisó ni al Alejandro Bermejo, ni a Jorge Giménez, ni a Righi, ni a Aveiro, ni a Carmona que es el presidente del partido. Ni a nadie.

- Tampoco a la JP de San Rafael. Los hizo quedar como perejiles...- añadió el Ruso, y los muchachos estallaron en carcajadas.

- Es cierto... pero bueno... hay un gran "sálvese quien pueda" y pases de facturas por todos lados. Los intendentes están hablando, pero no han logrado siquiera reunirse los cinco para ordenar un poco todo esto, y eso que están pensando en presentaciones legales conjuntas.

Emir Félix, se "cortó solo" adelantando las elecciones en el Sur.

- ¿Cómo va eso? - preguntó Ludovico.

- Nada aún más que el llamado a elecciones de Emir por el que los radicales le denunciaron en una comisaría. Habrá que ver si encabeza la lista como intendente. En el gobierno provincial están furiosos con el Turco del Sur, y te aseguro que el Alfredo va a hacer todo lo posible para evitar que se presente...

- ¿Algo personal?

- No, para nada. No quiere que le empantanen la reforma del 198. No tiene nada que ver la aceitada relación del Emir con Frigerio y algunos muchachos de la Casa Rosada, si la pregunta viene por ahí...- aclaró el Omar, y bajó el párrafo con un trago del Blend que engalanaba la Mesa. Julián retomó el relato.

- En el peronismo, el freno a las reelecciones y el cachetón que les metió el Alfredo a los intendentes operó como una bomba de retardo, que va explotando por sectores. Todos están buscando cómo asegurar el territorio y salvarse. En eso, Alejandro Bermejo les sacó ventaja al nombrar a Stevanato como sucesor. Es más, en un acto en Maipú, el viernes, el Ale le dio "alas" a la enmienda del 198, al hablar a favor de la renovación y en contra de las reelecciones indefinidas. Aprovechó para hacerlo parar a Matías, para que la gente lo aplauda, delante de Cornejo y de sus candidatos. Porque en la "platea" de la entrega de viviendas, estaban Néstor Majul, que es el candidato del Alfredo para Maipú, pero también estaba Sergio Dragoni, que quiere ir por el PRO. Es más, cuando el Alfredo habló dijo "mis candidatos también son buenos". En definitiva, las palabras de Alejandro Bermejo apoyando el freno a las reelecciones hizo que Emir se hiciera el ofendido un rato el sábado por la mañana, pero parece que no duró mucho. Su "adelanto" inconsulto había generado 9 (nueve) puntos de enojo, en una escala de uno a diez, entre los caciques peronistas.

La entrega de viviendas, también en Maipú.

- Bueno... pero qué van a hacer...- insistió Ludovico, mientras en su plato el chivito se deshacía solo, de lo tierno que estaba.

- Esa respuesta no te la puedo dar yo, ni nadie más. Te puedo contar algunas cosas. Hay algunos haciendo el famoso esfuerzo de unidad. Adolfo Bermejo, por ejemplo, le pidió a Guillermo Carmona que se empiece a laburar en una plataforma, en un plan de gobierno del peronismo para Mendoza. Porque si no, están siempre o a la defensiva de los coscorrones de Cornejo, o dejando que la agenda completa la ponga el gobierno. Respecto de las candidaturas... no sé... El Rolo Gabrielli tuvo dos charlas muy reservadas... una con Anabel Fernández Sagasti, y otra con el propio Adolfo... se está ofreciendo más que como unidad, como referencia de "plan", de estrategia para Mendoza... de juntar profesionales jóvenes sub 45 que el peronismo no está convocando... de salir de la dinámica de los sectores, que tanto resultado le dio al PJ primero, pero a Cornejo también, porque ha logrado dividir al peronismo y exponerlo en todas sus contradicciones. Lo que pasa, es que el Rolo asumió el gobierno hace 27 años. Hay generaciones de votantes que no tienen ni puta idea de quien es... Pero es una opción. Si sigue recorriendo y nadie quiere ser, es un candidato muy potable... Lo otro, si es que nadie va a sacar la cara por el equipo, es mandarlo a Carmona... ya que consiguió ser el presidente del partido, que se inmole en una candidatura a gobernador... esa idea también está girando...- explicó Julián. -De eso se habla en el peronismo...- acentuó, y bajó la parrafada con un buen trago de Rutini.

Carmona... ¿posible candidato?

- ¿Y el Adolfo Bermejo? - preguntó el Omar.

- Y... en este esquema de mezquindades personales del peronismo de hoy, no creo que tenga ganas. Dentro de dos meses, no sé...- dijo Julián.

- ¿Y Anabel? - quiso saber el Ruso. Como a todo hombre de negocios, le producía cierto escozor el cristinismo.

- Bueno... los pibes cristinistas, el kirchnerismo mendocino, se ha puesto a caminar. Anabel está sola caminando la provincia hoy. Es decir, sin precandidatos enfrente, del otro lado del peronismo. Y eso tampoco es bueno, porque no multiplica la movilización. Pero bueno, los camporistas originarios que están en "Podemos...", hoy tienen candidata a presidenta, que es Cristina. Candidata a gobernadora, que es Anabel, y tienen candidatos jóvenes en todos los departamentos. Los pibes tienen que esperar la definición nacional, y después ver... pero lo más probable es que jueguen dentro del peronismo y si los intendentes no tienen un buen candidato o no los convencen a Rolo, a Carmona, o al que mejor mide, que es el Adolfo, Anabel puede ser la candidata...- dijo el dueño de casa, y los amigos brindaron por las oportunidades que da la vida.

- Lo que se ve desde afuera, es que Carmona le tira piedras al gobierno, los mata con temas varios, incluso con la promulgación del 198, al mismo tiempo que el Ale Bermejo intercambia elogios con Cornejo, a la vez que Martín Aveiro amaga con presentar un recurso contra el freno a las reelecciones, pero de modo simultáneo nombra sucesor al concejal Emir Andraos, que habilitó la interna. Porque se le animan todos. Todo eso, en la misma semana en que Emir Félix adelanta las elecciones sin avisarles a los demás. Se ve mucho desorden...- dijo el Ruso, que simplemente había apuntado los temas que se arrojaron sobre la mesa.

...

La cena fue llegando a su fin. Del chivito no quedaban rastros, y los amigos habían pasado del Rutini, a un tequila Cuervo tradicional, con la ceremonia de la sal y el limón. Una delicia. No hizo falta ni el postre. Luego, tomaron los abrigos, impensados en esta época del año, y partieron rumbo a los autos.

...

- Gordo... no escucho noticias del peronismo lasherino... ¿Sabés algo? ¿Se resignaron a que Orozco les gane de nuevo?

- No. Te aviso que están "caminando" otra vez, cada uno por su lado, Rubén Miranda y Guillermo Amstutz.

- ¿Nadie nuevo?

- Sí. Adriana Cano. Una abogada peronista joven, muy potente. Seguila, porque es interesante.

- Mirá vos... Decime una cosa... hace unas semanas metieron media sanción de una ley para prevenir el Grooming... una que presentó Guillermo Pereyra... ¿Sabés cuándo sale?

- No. Capaz, antes de fin de año la trata el Senado. Es una buena ley, una de esas cosas importantes que no ganan títulos en los diarios, pero que ganan "campeonatos". No hay nada más importante que proteger a los pibes.

- Es verdad... Decime... ¿Vuelve Cristina?

- No sé. Lo que sí sé, es que Alberto Fernández está trabajando muy duro para hacer una "Cristina buena", una "Cristina blanda" que hable con empresarios, con periodistas, con todos, que se reconcilie... Una Cristina "amable" que perfore su techo y que le pueda ganar a Macri. Mirá... hay una nota maravillosa que escribió Laura Di Marco, que se llama "Hablen con Alberto". Ella describe a una "Cristina herbívora". Alberto, es Alberto Fernández, el que fue su jefe de gabinete. Se reconciliaron. Él está trabajando para un gran frente que incluya a peronistas de izquierda, de centro, de derecha, kirchneristas y no kirchneristas... Fijate... es un problema para el gobierno... y hay que ver cómo reacciona el mercado...

- ¿Una Cristina "herbívora"?

- Sí...-

- ¡Jajajajajajaaaaaaaaaa!

...

Los amigos no pararon de reírse. Ni siquiera, cuando desaparecieron en el horizonte, en el sentido estricto de la palabra.