Miércoles 28 Nov 2018Miércoles, 28/11/18 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

La jefa del bloque del PJ habló pausado ante los empresarios que llegaron a la Legislatura el martes 27 al mediodía para testear el ambiente parlamentario en la antesala del tratamiento de las reformas a la norma 7722.

La tunuyanina Patricia Fadel fue la única que habló en nombre de sus compañeros de bancada tras escuchar los argumentos de los ejecutivos delegados de las entidades empresariales interesadas en resurgir la minería en Mendoza.

Ella, la legisladora, como representante del Valle de Uco se sabe que defiende la norma que otros peronistas pretenden reformar.

La ley prohíbe el uso de sustancias peligrosas como el ácido sulfúrico, el cianuro y el mercurio para cualquier proceso extractivo en la provincia.

Patricia Fadel al frente de la estrategia opositora sobre la reforma de la 7722.

Fadel se tomó el tiempo para oir los fundamentos a favor de "ablandar" la norma que expusieron los empresarios metalmecánicos que tienen sus industrial en el polo del Carril Rodríguez Peña, los representantes del CEM (Consejo Empresario Mendocino) y los voceros de las cámara mineras.

Y luego la dirigente peronista dijo: "Nosotros ya hemos decidido que sólo vamos a discutir un proyecto de reforma de la 7722 que venga del gobernador eso nos demostrará que él tiene interés que esto sea una política de Estado. Asi que les sugiero que le transmitan nuestra posición".

La intención de Fadel, quedó clara, obligarlo a Cornejo que señale si está favor o en contra de la reforma de la 7722.

Y si nos remitimos a las últimas declaraciones del mandatario sobre el asunto entonces los peronistas Juan Agulles y Alejandro Abraham se quedaron solos con sus proyectos esperando que Cornejo le ponga la firma oficialmente.

El malargüino, Juan Agulles. 

Agulles propone la creación de parques mineros. O sea que halla áreas declaradas libres de la 7722. Es decir una especie de derogación parcial de la norma.

Alejandro Abraham, sostiene la reforma para que haya minería a cielo abierto en Mendoza.

Abraham directamente impulsa sacar a la Legislatura de las autorización de proyectos mineros.

Hace once días Cornejo dijo en Malargüe

"No voy a impulsar la derogación de la 7722. Sí creo que debemos hacer modificaciones, como las que proponen Juan Agulles y Alejandro Abraham. Si no tiene un alto consenso político, mi Gobierno no va a impulsar la derogación", aseguró Cornejon el 17 de este mes.

"La minería es una industria lícita, pese a que la mayoría de los mendocinos cree lo contrario. Nosotros hemos generado un nuevo clima para el debate de esa ley y que no se dé demagógicamente", agregó el mandatario a su favor y frente a los ciudadanos sureños.

El 17 de noviembre Cornejo estuvo en Malargüe.

Estos datos vertidos por Cornejo en tierra prominera son basales para el análisis. Dijo Cornejo:

1- "(...) Si no tiene un alto consenso político (la reforma o la derogación de la 7722), mi Gobierno no va a impulsar la derogación". Justamente es lo que fueron a buscar los empresarios del peronismo y los legisladores opositores no analizarán otro proyecto de reforma que no venga de la Casa de Gobierno.

2- "La minería es una industria lícita, pese a que la mayoría de los mendocinos cree lo contrario". Precisamente Cornejo es el primero en mirar las encuestas y en más de una oportunidad lo hemos escuchado afirmar: "Hice lo que la gente me pide", como ocurrió últimamente con la puesta en vigencia de la restricción a la reelección indefinida de los intendentes.

Volvamos a la reunión de ayer martes 27 en la Legislatura. Después de escuchar a Fadel, los empresarios promineros se fueron en silencio pensando en ir a la Casa de Gobierno para entrevistarse con Cornejo.

Una imagen de las audiencias del Senado para analizar la reforma de la ley antiminera.

Y se fueron pensando que mañana jueves las comisiones que analizan los proyectos reformadores darán despacho a cada uno de los expedientes. Allí se transparentarán las posiciones dentro de los bloques.

Mientras tanto los ambientalistas se manifestaban en las puertas del parlamento mendocino al grito de "¡el agua de Mendoza no se negocia!".