Sábado 17 Nov 2018Sábado, 17/11/18 atrás
porAna Paula Negri
Periodista

Un proyecto de ley que prevé la entrega gratuita de elementos de gestión menstrual en Mendoza ya está siendo discutido en comisiones. Pero esta idea viene gestándose en el país a través de otros colectivos desde hace tiempo.

El texto que presentó la senadora provincial Andrea Blandini, basado en la campaña #MenstruAccion, propone que se categoricen estos productos como "insumos básicos y necesarios" ya que "contribuyen a la salud de toda persona menstruante".

"La educación sexual y utilizar adecuadamente los insumos de gestión menstrual es muy importante porque hacen a nuestra salud reproductiva", dijo la senadora en diálogo con La Nación.

Se consideran productos de gestión menstrual: tampones, toallitas higiénicas (descartables o reutilizables), tampones, copas menstruales, esponjas marinas, ropa interior absorbente y todo otro accesorio para la higiene relativa al ciclo menstrual que en el futuro se desarrolle.

Es la activista Agostina Mileo (*), más conocida como "La Barbie Científica", quien lleva adelante la campaña "Menstruacción": "El proyecto consiste simplemente en visibilizar que la menstruación es un factor de desigualdad".

Y explicó, en diálogo con el Post que el objetivo es quitar el estigma sobre la menstruación, el hecho de "pensarlo como algo vergonzante e intrínsecamente malo, como una desventaja" pero sí entender que "se instala en nuestras condiciones materiales de vida y nos obliga a un gasto que impacta en ingresos que de por sí son menores y en nuestro acceso a derechos".

¿Qué pasa cuando alguien no tiene la posibilidad de acceder a estos productos?: "Hay una diversidad de prácticas entre quienes no pueden acceder a los productos, por un lado están quienes los usan más de lo debido, no los cambian con la periodicidad indicada, muchas usan paños, medias y hasta barro".

"Creo que la menstruación es en principio un tema tabú por una cuestión del ordenamiento social que impone los cuerpos masculinos como norma y todo lo que se desvíe de ella como un error o una desventaja, algo desfavorable o como quiera decírsele", pero además, la experta en comunicación científica agregó: "este tabú, que es preexistente a la industria de los productos descartables, ha sido usufructuado por estas industrias que basan sus discursos en vendernos cómo nos quitan la vergüenza o cómo no nos hacen pasarla y todo su discurso está alrededor de disimular la menstruación, de hecho se ha dicho muchas veces que esto es protección femenina como si fuera algo de lo que debemos protegernos".

"Hay un tabú que nace de las nociones patriarcales de los cuerpos y es acrecentado y solventado por la industria".

Finalmente, Mileo resaltó el debate de la legalización del aborto una discusión pública: "El debate sobre el aborto en el congreso ha puesto de manifiesto que el tema de los derechos sexuales y reproductivos es más amplio que lo que se pensaba y que esto da pie a mostrar que lo que se considera privado no lo es tanto sino que está dentro de un esquema sociales y que nos perjudica a quienes tenemos ciertas conformaciones corporales".

(*) Agostina Mileo es licenciada en Ciencias Ambientales, comunicadora social especializada en ciencia, colaboradora en Economia Feminista, autora del libro "Que la ciencia te acompañe a luchar por tus derechos" y coordinadora general de la campaña #MenstruAccion.