Post: Mendoza PostJueves 8 Nov 2018 6 días atrás

Los micros escolares que transporten manifestantes serán sancionados con multas de hasta 35.000 pesos y la inhabilitación del registro de conducir de los choferes, luego de la reforma del Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad que aprobó esta tarde la Legislatura porteña.

"La reforma del Código prevé que aquellos micros escolares que transporten manifestantes a una marcha o un piquete, es decir, que realicen una función distinta para la que están habilitados, puedan perder la habilitación, que se les retenga el registro a quien conduce o sufran una multa, que se agrava a la que está hoy vigente", explicó hoy el vicepresidente de la Legislatura porteña, Francisco Quintana.

Quintana contó en declaraciones a Radio La Red que se creó una nueva figura de obstrucción de circulación de tránsito, "pensada para los micros que están estacionados en la 9 de Julio cuando hay una marcha y complican el tránsito, ya que a lo largo de varias cuadras tenemos que convivir con la mayoría de los carriles bloqueados".

La multa llegaría a los $35.000.

El funcionario precisó que en esos casos hasta ahora solo se los podía sancionar por mal estacionamiento, pero ahora enfrentarán una multa 20 veces mayor, de casi 35.000 pesos.

En tanto, los choferes que sean encontrados en esta infracción por agentes de tránsito pueden perder el registro profesional, ya sea emitido por la Ciudad o por la provincia de Buenos Aires.

"Nos parece que la puesta en práctica va a tener un efecto disuasorio muy evidente en el corto plazo ya que la inmensa mayoría (de las personas que asisten a las movilizaciones) se mueve en estos micros", concluyó Quintana.

Los transportes han llevado manifestantes en diferentes marchas.