López: "De Vido, Alicia Kirchner y Servini de Cubría visitaban el convento" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 4 Oct 2018

 El ex secretario de Obras Públicas, José López, afirmó este jueves que al Convento de General Rodríguez donde él intentó esconder los bolsos con dinero en junio de 2016 era frecuentado por Alicia Kirchner, Julio De Vido y su esposa Alessandra Minnicelli y la jueza María Servini de Cubría.

Según contó, conoció al obispo Rubén Di Monte (ahora ya fallecido) en 2003 cuando tuvo una reunión con él y De Vido en el Ministerio de Planificación Federal, a raíz que se había caído una cruz de la basílica de Luján.

A partir de entonces, se fue dando una relación más estrecha, dijo López. Cuando su defensora Pamela Bisserier le preguntó quién más visitaba el convento, respondió: "Julio de Vido y su esposa; Alicia Kirchner; Servini de Cubría. Di Monte tenía muchos amigos y conocidos".

  "En su cumpleaños, en una fiesta muy grande para 200 o 250 personas me dijo que la fiesta había sido un regalo de Raúl Moneta, a quien lo unía una gran amistad", dijo sobre el banquero.  

López dijo quién más visitaba el convento.

Además, López aseguró que los 9 millones de dólares que llevó el al convento los tuvo por pedido del entonces secretario de Cristina y Néstor Kirchner, Fabián Gutiérrez.

"No hablé antes por temor a Cristina Kirchner porque es una persona muy vengativa", dijo López.

Según relató López desde un lugar desconocido, a través de una videoconferencia ante el Tribunal Oral Federal 1 porque forma parte del programa de protección de testigos e imputados colaboradores, Gutiérrez le dijo que "era una plata de la política".

"Arrojé los bolsos por el muro y salté para avisar que me abrieran el portón y así poder ingresar el auto con las valijas. Cuando me abrieron, cuando el auto estaba vigilado pedí hablar con Madre Alba (principal religiosa del lugar) para solicitarle que me iba a quedar esa noche en el convento", recordó.  

Uno de los bolsos con dinero.

"Me dijo: querés asilo, que hiciste, robaste algo", contó López y agregó: "No madre, yo no robo, ayudo al convento".

Según dijo, ahí llegó la Policía y él se puso nervioso, pensando además que habían detenido a los tres desconocidos que lo siguieron al convento: "Cuando llegué me di cuenta que no estaban, pensé me habían entregado y me usaron como chivo expiatorio".

  "A Cristina le conté todo, que había un sistema de recaudación, la metodología, más allá de los corredores viales, pero creo que no me creyó porque mando a hacer una auditoria", dijo.  

"Cristina Kirchner porque es una persona muy vengativa", dijo.

"Quiero pedir perdón a mi esposa, a mi familia, y a la sociedad en su conjunto. Cuando ingresé a la política lo hice en la confianza de que podía contribuir a cambiar la sociedad", manifestó.

"Es muy difícil salir de ese sistema perverso. No utilicé este sistema en beneficio propio. Yo no me enriquecí con la política, perdí todo. Me arrepiento de no tener el coraje suficiente para salir de esta situación. El miedo pudo más", expresó.

"María te amo y te quiero mucho, mi amor", fueron sus últimas palabras dedicadas a su esposa, también juzgada por enriquecimiento ilícito.

Esta nota habla de: