¿Cuánto cuesta ir a la cancha en Mendoza? - Mendoza Post
Viernes 8 May 2015
porEmanuel Tristán
Editor de Deportes

 La semana pasada la AFA anunció un aumento general en los precios de las entradas de todas las categorías del fútbol argentino. De esa manera, el ya resentido bolsillo de los hinchas sufrió un duro revés que complica aún más las intenciones de la gente de asistir a los estadios, y prolifera al hincha de sillón.

En este informe especial te mostramos cuánto le cuesta a una familia futbolera promedio ir a la cancha fin de semana por medio en Mendoza. El análisis contempla un padre con un hijo mayor y uno menor (hasta los 12 años), en las tres categorías superiores (Primera, B Nacional y Federal A). No dejes de ver la conclusión final.

Para ir a ver al Tomba necesitás...

Con la actualización de los valores de las entradas, una popular mayor en Primera División sale $120. Si un padre va con su hijo mayor y su hijo menor al estadio, en auto y de noche, entre estacionamiento (calculamos $50 para el trapito) más el chori y la gaseosa (a $40 el dúo), el gasto es importante.

Asistiendo a la popular, el padre gastará $470 fin de semana por medio, o sea, $940 al mes. Si va a la platea, el gasto se incrementa a $670 /  $1340.

Godoy Cruz está en la elite del fútbol argentino. Y eso tiene su costo.

Ir la cancha de la Lepra y el Lobo te cuesta...

En la Primera B Nacional el panorama no es mucho más sencillo. La popular mayor quedó a $100 luego del anuncia de la AFA y el resto de los valores (estacionamiento, chori y gaseosa) son similares. La diferencia es que tanto el Gargantini como el Legrotaglie son de fácil acceso y no necesariamente hay que ir en auto, ya que se puede llegar a pie o en colectivo sin poner en riesgo la integridad física, como sucede en el Malvinas Argentinas.

Un padre que vaya con su hijo mayor y menor a la popular a pie o en colectivo, pero de noche y con hambre, gastará $370 fin de semana por medio ($740 al mes). Si va en auto, hay que agregarle al presupuesto $100 mensuales, o sea, $840.

Si en cambio la familia se compone de plateistas, el costo asciende a $520 fin de semana por medio y $1040. Si el grupo va en auto, termina invirtiendo $1140.

El hincha del Mensana (y también el del Azul) tienen un presupuesto mensual interesante.

Para el Cruzado y el Cele, el presupuesto es de...

En el Torneo Federal A los precios son apenas más accesibles y hoy una popular mayor cuesta $80. La diferencia con las otros equipos es, quizás, que ni Maipú ni Gutiérrez tienen arraigada la cultura del socio, algo que indudablemente reduce aún más los valores de las entradas.

Ir la cancha en esta categoría para un padre con su hijo mayor y su hijo menor, con comida mediante, a la popular, le sale $320 fin de semana por medio y $640 por mes. A la platea, el costo total es de $420 / $840.

Tanto al estadio de calle Vergara, como al de calle Boedo, se puede acceder fácilmente a pie, y están encastrados en el centro de Maipú y Gutiérrez respectivamente, por lo que obviamos el gasto del estacionamiento.

En el Federal A los costos no son tan exorbitantes.

La clave: hacerte socio de tu club

La solución a los costos altos es simple, rápida y económica. Los clubes ofrecen planes societarios que no necesariamente contemplan el uso de las instalaciones, o la práctica de algún deporte. Es el famoso Socio Fútbol, que implica una cuota mensual accesible a cambio de entrar gratis a la cancha, o bien un descuento importante en las localidades.

En la mayoría de los casos, el valor de la cuota suele ser el de una entrada, por lo tanto generalmente uno de los dos partidos mensuales está bonificado. Ni hablar si por tema calendario, tu equipo juega tres veces de local en un mes.

En ese caso, no sólo generás un sentido de pertenencia con el club del cual sos hincha, sino que además ayudás a las arcas de la institución, teniendo en cuenta que la totalidad de la cuota queda ahí, mientras que cuando comprás una entrada, un alto porcentaje va a parar a la AFA. 

Los hinchas deben hacerse socios de los clubes. Así ayudan a las instituciones y a sus propios bolsillos.