La bodega mendocina de cervecería Quilmes cambia toda su imagen - Negocios - Mendoza Post
Lunes 6 Sep 2021 16 días atrás

 Desde que el grupo de Cervecería Quilmes compró la emblemática Bodega Dante Robino en Mendoza, no ha parado de encarar cambios e innovación de productos. Lo hizo con el vino del pingüino "Ping" y después la revolución con el espumante denominado LPQTP, que dedicaba una puteada al pandémico 2020.

Por estos días la centenaria Bodega Dante Robino presentó su nueva imagen, inspirada en el Universo, la tierra y el Sol de Mendoza. Se trata de un rebranding que tiene como punto de partida al logo de la marca: una R dorada con un círculo alrededor.

"El círculo que rodea a la R de Robino representa un viaje infinito, el movimiento de nuestros vinos desde hace más de un siglo. Desde aquel sueño que tuvo el Gran Dante allá en su Piamonte natal, hasta el legado que continuó en Mendoza", explicó Nicolás Bruno, gerente general de Bodega Dante Robino.

Ver: Una empresa alemana invertirá casi US$ 4 millones en Mendoza

El desarrollo de las nuevas etiquetas requirió un trabajo conjunto entre el equipo de marketing de la bodega y el estudio de comunicación New Creative Sciences, de Carlos Bayala: "El fenómeno que está ocurriendo desde el corazón de la Bodega aúna la idea de irreverencia con la de respeto. Porque nada nuevo surge cuando no se conoce qué es nuevo y viejo en aquel mundo al que ingresas. Una vez inmersos, el costado que quizás comprendimos que convenía confirmar, es el de crecimiento y democratización del vino, basados en los pilares ya establecidos de calidad. Y ese crecimiento se da con la conjunción de respeto por la historia y la irreverencia hacia el futuro".

La inspiración estuvo en el cosmos, y eso se ve reflejado en cada una de las líneas: Novecento (vino joven) representa un sistema de planetas; Raíces las fases lunares; Capriccio las constelaciones; Dante Varietales el movimiento elíptico de las órbitas; Legado -que reemplaza a la línea Reserva- tiene una etiqueta disruptiva con las fórmulas de Kepler de la gravitación universal, que sintetizan años de observaciones y estudios del cielo de sus predecesores y sirven como base para los futuros descubrimientos de Newton y Einstein. Finalmente Gran Dante, la línea ícono de la bodega, hace un homenaje a los grandes descubridores del Universo.

El cambio incluye también la identificación con la Bodega de cada una de las marcas que la componen, que a partir de ahora llevarán el círculo y la R en sus cápsulas. Este rediseño demuestra también la intención de la marca de innovar constantemente para seguir sorprendiendo a los consumidores y poder continuar con el desarrollo de la industria vitivinícola en Argentina.

Ver: Oportunidad: buscan jóvenes para catar los vinos del concurso Sub 30

La gran inversión en Mendoza

Los nuevos productos (Ping y LPQTP) y el cambio de imagen, se realizan en el contexto de la inversión de US$ 500.000 que realizó Quilmes en la bodega Dante Robino en 2020.

Es que la filial argentina AB InBev (Anheuser-Busch InBev) -la compañía cervecera internacional líder y una de las cinco empresas de consumo masivo más grandes del mundo, a la que pertenece Quilmes- adquirió esta bodega mendocina que era propiedad de la Familia Squassini.