Repudio: un cura culpó a la madre de las niñas asesinadas en Tenerife - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 15 Jun 2021

El dolor y la indignación en Tenerife por el supuesto crimen de las niñas Anna y Olivia, presuntamente asesinadas por su padre, se renovó con la homilía de un excéntrico cura, Fernando Báez Santana, quien culpó a la madre de la muerte de sus hijas y llegó a decir que el sospechoso es también una víctima.

El fin de semana, un tribunal en Canarias puso fin a la fase secreta del caso y divulgó en un comunicado detalles, como la sospecha de que el padre "mató a sus dos hijas en su casa y luego arrojó los cuerpos al mar" donde sería difícil hallarlos.

El dolorosísimo tema caló en toda la sociedad y el histriónico cura Fernando Báez Santana dijo -en un video que luego difundió Canarias Semanal-: "Esto que acaba de pasar en Tenerife, ese hombre que mata a las dos niñas y se mata él, no habría pasado si ese matrimonio hubiera sido fiel. Si no se hubiese roto el matrimonio esas niñas estarían vivas".

Ver: La hipótesis de la desaparición sobre los hermanos Álvarez en Maipú

Luego, el polémico sacerdote continuó : "Pero la falta de fidelidad, por no seguir los caminos antiguos, porque antes el hombre aguantaba a las mujeres aunque se volvieran locas".  

También dijo que las esposas en el pasado "aguantaban a los maridos aunque fueran unos borrachos sucios", pero en la actualidad las parejas se dejan "y claro, después vienen estas consecuencias".

Luego, expresó, la madre Beatriz Zimmermann "recoge lo que sembró" y reclamó que la prensa no piense solo en Anna y Olivia, sino también en Tomás Gimeno, secuestrador y homicida. "Sólo piensan en dos niñas y no en su padre: víctimas los tres", añadió.

Ante el revuelo, la Diócesis de Canarias emitió un comunicado "rechazando" las "indignas" palabras del cura. "El Obispado de Canarias (...) desea expresar públicamente su dolor ante los sucesos acaecidos en Tenerife y de los que han sido víctimas las pequeñas Olivia y Anna. A la vez quiere comunicar su rechazo tajante ante las indignas manifestaciones que en las últimas horas ha expresado el sacerdote D. Fernando Báez".

La carta de la madre

Beatriz Zimmerman difundió el lunes una carta en la que afirma que ellas son ahora dos ángeles que han venido al mundo enseñando una gran lección a costa de su vida, y pide que su muerte no sea en vano, sino que trascienda en amor para los niños.

La madre de las dos pequeñas que desaparecieron en Tenerife el pasado 27 de abril junto a su padre, Tomás Gimeno, destacó: "Con todo el dolor de mi alma, les quiero escribir una carta de agradecimiento" porque han estado "en corazones y rezos con ellas y conmigo acompañando todos los días desde que desaparecieron, ofreciendo todo el amor y ayuda para que tuviera un final feliz".

  Beatriz Zimmermann y sus hijas Anna y Olivia. 

Pero también indica que "aquí la justicia salió a la luz" porque gracias a toda la energía enviada en este caso tan desgarrador, gracias a todo el amor que pusieron, sucedió el milagro de encontrar a Olivia y que la verdad se conociera.

Ver: Mendoza inscribe para vacunar a mayores de 40 años

Esta nota habla de: