Qué tipo de copa usar para cada vino y por qué - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 16 May 2021

Mendoza, tierra del sol y del buen vino. Pero, ¿sabemos todos los secretos que rodean a esta tradicional bebida? Por ejemplo, que cada variedad se sirve en una copa específica, es un detalle que muchos desconocen.

Esto tiene que ver con que se puedan percibir mucho mejor los sabores de cada vino e incluso el frío de cada uno y de cuánto deberá permanecer, según explica un artículo publicado por Gastrolab.

Todos los vinos son diferentes desde el tiempo de añejamiento hasta la uva con al que fue procesado y por eso es importante saber qué tipo de copa le va a cada uno.

Copa Borgoña

Es una copa grande, de cáliz voluminoso, cuenta con un cuello ancho y su tallo es proporcionalmente largo. Este tipo de copas se usa para los vinos pinot noir, o sea los más añejados. Su sabor es un tanto fuerte, pero su aroma es sumamente suave y lo podemos percibir al retenerlo por un tiempo en la boca. Este tipo de copas permite que suban más lo aromas y deja que el vino respire y tenga un poco más de aire.

Copa Burdeos

A diferencia de la borgoña, el cáliz es más alargado y alto, el cuello es cerrado y no tan estrecho. Este tipo de copas va mucho mejor para los vinos tintos, con mucho más cuerpo y de aroma más potente, pero sin llegar a saturarnos el paladar. 

Ver también: Cuáles son los mejores horarios para comer, dormir y ejercitarte

Las variedades que puedes servir aquí son del tipo garnacha, tinta fina y otras variedades.

Cabernet Sauvignon

Este tipo de copas son muy similares a la burdeos, pero su tamaño es algo menor. Se usa para los vinos más temperados, ligeros en estructura pero con sabor. Son vinos que conviene tenerlos a menos temperatura.

Chardonnay

Este tipo de copas tiene un tallo algo bajo, un cáliz algo chato y el cuello mucho más amplio. Se utiliza así porque los vinos suelen ser más afrutados y ligeros, podés percibir sus aromas al primer sorbo, por eso no es necesario un cuello estrecho. 

Ver también: Para qué sirve tomar aceite de oliva con limón en ayunas

Es una copa más pequeña a diferencia de la de los tintos, por lo mismo del volumen del vino. Los tipos de vinos son blancos afrutados como los rueda y por supuesto, la variedad de Sauvignon.

Blanco Seco

Este tipo de copas son de mayor volumen, un tallo alto y una base de cáliz ancha para acabar en un cuello en cilindro que se cierra en estrecho. La idea de esta copa es permitir que el vino respire bien en el interior, ya que no suelen ser vinos excesivamente aromáticos, pero los puedes disfrutar con cada sorbo. No importa si la copa es más grande o más pequeña, pero nunca la llenes en exceso. Ideal para los tipos de vino blancos secos.

Sauternes

Este tipo de copas sería una intermedia hacia las copas más pequeñas que corresponden a vinos especiales. Podríamos describirla como la copa del blanco seco en versión más pequeña pero sin el cáliz barrigudo ni el cuello estrecho, sino algo más proporcionada. 

Ver también: Potente fertilizante con cáscaras de banana

Se usa para sauternes en Francia pero sirve también para cualquier otro vino dulce en general, ya sea con azúcar residual o añadido después..

Flauta

Es la típica copa de cava o champaña, con un cáliz se trata de una larga chimenea para que el gas pueda tener su salida pero sin perder la bravura de inmediato. No obstante, hay variaciones que contemplan un tallo más largo y un cáliz menos alargado pero más barrigudo. Se usa principalmente para los vinos de cavas más jóvenes y los frissantes italianos.

Jerez

Este tipo de vinos se distingue por su grado de oxidación sobre la base de una fermentación maloláctica en la crianza. La copa es pequeña, de cáliz alargado pero corto y de tallo corto y grueso. El grosor del cristal puede ser algo mayor para mejorar la temperatura, ya que se toman desde frescos a templados, lo vinos podrían ser del tipo de los de Montilla-Moriles

Oporto

Este tipo de copa podría ser muy similar a la del Jerez pero más ancha de cáliz y con el cuello que después se va cerrando para concentrar el aroma. Es una copa que puede servir también para otros vinos fortificados, de potente aroma y dulzor.

Madeira

Este tipo de vino es fortificado, denso y potente, aunque no tan dulce como puedan ser los oportos más jóvenes. Puede tomarse en copa de oporto, pero también cuenta con una propia, que muy parecida a la anterior, sufre un estrangulamiento en el centro para luego abrirse en el cuello, con el fin de ofrecer mejor el aroma.

Esta nota habla de: