Trucos para una dieta sana con alimentos de todos los colores - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 20 Abr 2021

 Si has decidido apostar por una dieta sana  y no sabes por dónde empezar, toma nota de este consejo: colorea tu nevera y tu despensa con alimentos de todos los colores. Rojos, verdes, amarillos, narajas, blancos... son los tonos que no deben faltar en tu cesta de la compra ya que te aseguran los diferentes nutrientes que tu cuerpo necesita. Eso sí, selecciona alimentos 'reales ', es decir, no procesados. Frutas, verduras, cereales, huevos, pescado, legumbres son los que te garantizarán una buena salud.

Además, las sustancias que confieren esa paleta multicolor a todos estos alimentos cumplen, además, diferentes funciones. Tomemos como ejemplo el rojo del tomate. Es así gracias al licopeno, un antioxidante. El naranja de la calabaza o de las mandarinas es debido al betacaroteno, otro antioxidante, y además estas frutas se caracterizan por su riqueza en vitamina C. 

-Cómo afectan los colores a la hora de comprar 

Comprar alimentos de todos los colores también es una experiencia sensorial. Los colores rojo, naranja y amarillo dan energía, calor, vitalidad, sensación de optimismo. Los verdes, morados y azules transmiten más calma, serenidad, paz. Y el blanco es símbolo de pureza.

¿Quieres más razones para inclinarte por estos alimentos? Sale más barato y además puedes combinar sabores y colores  y disfrutar de unas comidas más creativas.

Leer más: Mitos y verdades: lo que tenés que saber antes de comprar una sartén

Rojo

El color rojo del tomate, sandía o fresas, se debe a un pigmento llamado "Licopeno". Es un carotenoide, es decir, una sustancia química natural responsable del color rojo de las frutas y verduras. El licopeno es el mejor antioxidante contra radicales libres, asociado a pectina y vitaminas que ayudan a mantener niveles normales de colesterol. El principal alimento rico en licopeno es el tomate, pero también se puede encontrar en otros alimentos rojos como la sandía, el pomelo, las fresas. Además, los alimentos de color rojo son ricos en Vitamina C, A, potasio y antioxidantes.

Naranja-Amarillo

Las frutas y hortalizas con este color son antioxidantes, pero además destacan por su capacidad para ayudar a proteger el sistema inmune, la piel y la vista. Estos beneficios los aportan los "Carotenoides" como el betacaroteno, que dan el color anaranjado tan típico de zanahorias, naranjas, calabazas o albaricoques, entre otros. Los carotenoides son antioxidantes de gran alcance y además son precursores de la vitamina A. Estas frutas y verduras son fuente de vitamina C y A, que combaten el envejecimiento celular gracias a su acción sobre los radicales libres. Las frutas y verduras de color amarillo además son ricas en potasio, como el plátano, y en luteína como el maíz.

Verde

El color verde de las frutas y verduras como las espinacas, brécol, kiwi, uvas, es aportado por la clorofila, el pigmento más extendido del reino vegetal, es una sustancia que en alimentos sin cocinar puede ayudar a prevenir algunas enfermedades. Es un color que se asocia con alimentos sanos, y la verdad es que lo son. Cuanto más verde es un vegetal, más rico en betacarotenos y vitamina C, también poseen antioxidantes que protegen frente al daño oxidativo de las células, sus propiedades son principalmente depurativas, además, son alimentos ricos en fibras, vitaminas y minerales) y combaten el envejecimiento celular gracias a su acción sobre los radicales libres.

Morado

El color morado de las verduras y frutas lo dan las "Antocianinas", que son un tipo de flavonoide. Entre sus beneficios para la salud destacan su acción antioxidante e antiinflamatoria y sus propiedades diuréticas. Un buen ejemplo serían las grosellas, berenjenas, lombarda y moras. Tienen altas propiedades antioxidantes gracias a su concentración de carotenoides y polifenoles, también contienen multitud de vitaminas como la A, C y K y minerales como el magnesio, calcio y potasio. También contienen fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal y son bajos en grasa.

Ver más: Huerta casera en otoño: qué sembrar y cómo

Blanco

Los alimentos de color blanco son debido a la presencia de sustancias como la flavina, como el ajo, cebolla, coliflor, champiñones. Ayudan a reducir cuidar la salud cardiovascular y reducen el colesterol, ricos en fitoquímicos como la alicina previenen infecciones y actúan como antibióticos. Otra ventaja de los alimentos blancos es su aporte de fósforo, potasio y magnesio.

Esta nota habla de: