Trucos para eliminar la grasa de la cocina - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 20 Feb 2021

Hay un enemigo de toda cocina además de los platos sucios: la grasa. Si bien eliminarla es todo un reto ya que se acumula casi sin notarlo en superficies, electrodomésticos y mobiliario, hay formas eficaces para eliminarla. Conocé algunos consejos y trucos óptimos.

Si tienes la suerte de tener en casa una cocina amplia y luminosa, seguro que ya te has dado cuenta de que se ha convertido en el centro neurálgico de la casa. Allí no solamente se preparan comidas sino que también se trabaja, se estudia o, simplemente, se está. Antes de la era Covid-19, incluso se recibía a los amigos en este espacio.

El caso es que todos aquellos que viven a tope la cocina saben que se ensucia sin remedio. Es inevitable que la grasa termine por impregnar todos los rincones. Y aunque se puede tratar de evitar, lo mejor es repasar las armas que tenemos a nuestra disposición para combatir y eliminar esa suciedad tan indeseable. Así podrás seguir cocinando y disfrutando sin límites.

Ver: Crema de leche casera en pocos pasos y con dos ingredientes

Mantenimiento diario

Cada día suma y, en lo que a las tareas de limpieza se refiere, es fundamental que mantengas las superficies y el equipamiento en buen estado cada día. De nada te servirá darte una paliza para dejarlo todo sin rastro de grasa, si después dejas que se ensucie enseguida otra vez.

Conseguir que la cocina esté impecable el máximo tiempo posible te facilitará la limpieza general cuando tengas que hacerla.

Elegir el producto adecuado

El rastro que deja la grasa en la cocina es difícil de eliminar y no lo conseguirás con cualquier limpiador. Necesitas un producto específico capaz de acabar con la suciedad más incrustada.

Puedes elegir un buen quitagrasas comercial o puedes fabricar uno tú misma en casa con resultados realmente buenos. Para ello te hará falta amoniaco, un producto de aroma fuerte y desagradable pero que actúa de forma fulminante contra la grasa.

Mezcla un litro de agua con medio vaso de amoniaco y añade unas gotas de jabón lavavajillas.

La limpieza más ecológica

¿Prefieres limpiar tu cocina con un producto más sostenible que no sea una amenaza para el medioambiente? ¿Quieres usar ingredientes naturales que sean capaces de eliminar la suciedad? Entonces puedes recurrir a soluciones como el limón, el vinagre blanco o el bicarbonato de sodio.

Podrás acabar con la grasa sin perjudicar tu salud ni la del planeta.

- Limón: exprime dos limones y añade el zumo resultante a un litro de agua caliente. Limpia con esta solución las superficies grasientas y pasa después una bayeta húmeda.

- Bicarbonato: su poder te ayudará a acabar con la suciedad más difícil. Prepara una pasta con bicarbonato y agua y frota con ella la superficie a limpiar, aclarando después.

- Vinagre blanco: además de ser un buen desinfectante, ayuda a eliminar la grasa en la cocina. Mezcla agua y vinagre blanco a partes iguales y pon la solución a hervir. Después pulveriza y frota con un trapo.

Los azulejos de la pared

Una de las zonas donde más se acumula la grasa es en el frontal delante de los fuegos o de la placa de cocción. Esta parte de la pared está expuesta a salpicaduras de alimentos y líquidos, por lo que es buena idea colocar un panel protector que la mantenga a salvo del calor y la suciedad.

Si tienes un revestimiento de azulejos, debes saber cuál es la mejor manera de dejarlos impecables: elige un buen producto, ya sea un quitagrasas comercial o alguno de los naturales que hemos mencionado antes, y limpia tus azulejos comenzando por la parte superior y trabajando hacia abajo.

Las juntas entre azulejos quedan muy bien si aplicas una pasta de bicarbonato y agua, la dejas actuar unos minutos y después la retiras con una esponja húmeda.

Los armarios y muebles

Aunque de vez en cuando tendrás que limpiarlos a fondo por dentro, lo más importante es mantenerlos impecables por fuera, ya que es en las puertas y el frontal de los cajones donde se pega la grasa.

Si los armarios de la cocina son de melamina o de aglomerado, puedes repasarlos con amoniaco o con alguna de las soluciones antes propuestas.

En caso de ser de madera lacada debes tener más cuidado, ya que se trata de superficies bastante delicadas. Utiliza una bayeta de microfibra impregnada (y bien escurrida) en agua y jabón. Después debes secar muy bien con un trapo suave para sacar brillo.

La campana extractora, el refugio de la grasa

Si hay un elemento en tu cocina que en el que la suciedad se deposita y se acumula como en ningún otro es, sin duda, la campana extractora. Por eso es muy importante limpiarla con frecuencia (cada dos meses como máximo).

Los filtros quedan muy bien en el lavavajillas. También puedes fregarlos a mano, aunque conviene dejarlos previamente en remojo en agua caliente con jabón al menos dos o tres horas. Después frótalos con un cepillo y enjuaga con agua.

El cuerpo de la campana se repasa a fondo con agua y jabón o un producto quitagrasas. Pasa un paño húmedo por el panel electrónico.

El brillo del acero inoxidable

Lo más importante cuando se trata de eliminar la grasa de las superficies de acero inoxidable es evitar el uso de estropajos abrasivos que puedan rayar la superficie. Tampoco son aconsejables los detergentes en polvo.

Lo mejor es limpiar este material con una esponja suave impregnada de agua y jabón. También puedes usar vinagre blanco o zumo de limón. Fuente: HOLA

Esta nota habla de: