Teria, el trastorno alimentario detrás de los "caprichos" de los niños - Mendoza Post
Teria, el trastorno alimentario detrás de los "caprichos" de los niños

Algunos se niegan a comer alimentos por su forma, textura o color. Una especialista llamó a prestar atención a los síntomas de este trastorno.

Teria, el trastorno alimentario detrás de los "caprichos" de los niños

Por: Mendoza PostMartes 7 Dic 2021

La mayoría de los niños y niñas se llevan mal con determinadas comidas; por lo general suelen ser verduras y frutas. Para colmo, en la crianza se los acostumbra al sabor de las golosinas y demás cosas dulces que luego repercuten en que no quieran experimentar con otros sabores. En muchos casos, se llega a la mayoría de edad con una dieta muy poco variada, algo que va contra todas las recomendaciones nutricionales.

¿Sabés lo que es Teria? Esta sigla quiere decir Trastorno por Evitación o Restricción de la Ingesta de Alimentos. No es el caso de todos los menores, pero esta patología existe. Se ve mucho entre niños de más de 4 años.

Este tipo de trastorno alimentario es bastante frecuente, de hecho. Un artículo de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap) señala que entre el 5 y el 25% de niños y jóvens tienen un trastorno alimentario y, dentro de ese grupo, cerca del 14% son casos de Teria.

Las frutas y verduras están entre los alimentos que suelen evitar quienes tienen Teria.

Este trastorno se presenta usualmente en niñas y niños y puede llegar a la edad adulta si no se lo trata. 

Ver: Elimina el reflujo incluyendo en tu dieta alguna de estas 6 frutas

Quienes tienen Teria suelen limitar su consumo de alimentos a 10 variedades, según aseguró al medio Clarín la fundadora del Centro Especializado en Desórdenes Alimentarios (CEDA), Olga Ricciardi.

Los nutricionistas recomiendan comer variado y de forma equilibrada.

Los que suelen evitar son el queso, las verduras, las frutas, la leche y la carne. Pero lo más importante es saber separar un capricho de un niño que padece Teria

Ver: Cómo hacer una crema casera para las manos agrietadas

"Un capricho es uno, es ocasional. En ese caso puede tener que ver con alguna situación de malestar momentáneo", avisó Ricciardi

En cambio, "cuando de modo repentino, en un lapso breve de tiempo, se verifica que un niño o niña se niega a comer alguna categoría de alimentos y refiere que la causa es el color, la textura, la forma, el aroma y la negativa está causada en cuestiones sensoriales o temor a vomitar o atragantarse, habría que realizar un diagnóstico porque puede tratarse de Teria", remató la especialista.

Esta nota habla de: