Las nuevas tecnologías que ayudan a dormir mejor - Mendoza Post
Las nuevas tecnologías que ayudan a dormir mejor

Cada vez hay más personas con problemas para conciliar el sueño, pero también existen novedosas soluciones.

Las nuevas tecnologías que ayudan a dormir mejor

Por: Mendoza PostViernes 9 Jul 2021

Tener un buen sueño no es una tarea que a todo el mundo le resulta sencilla. La vorágine en la que estamos inmersos nos hace difícil parar y, sobre todo, hacer que nuestra cabeza se relaje. Es por eso que descansamos menos de lo que deberíamos.

Hoy por hoy, dormir las ocho horas recomendadas es casi una odisea. Y el contexto no ayuda: la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño descubrió que el 20% de la población tenía problemas para dormir a causa de la pandemia en 2020, número que ascendió al 60% en el 2021.

Expertos señalan que los principales problemas son los niveles de estrés y de ansiedad: nos vamos a dormir con las preocupaciones encima, detalla el sitio Infobae.

Muchas personas se han volcado a tomar ansiolíticos o inductores del sueño para ayudar al cuerpo a generar esa pausa tan necesaria, siendo esta práctica no tan aconsejable según los especialistas en del sueño.

Las personas de 50 años son el grupo más demandante y son los más comprometidos en materia del buen dormir. Es el grupo más preocupado por la calidad del sueño, así como por la relación entre un mal sueño y un mayor riesgo de enfermedades como la demencia, envejecimiento, obesidad e hipertensión.

Ver también: Así podes iluminar tu casa y dejarla divina

Sin embargo, existe también lo que se llama "el nuevo bienestar", una toma de conciencia de lo saludable que pueden ser ciertos cambios de hábito. En este universo saludable, donde se incluye la correcta alimentación como nuevo paradigma, surgen ciertas tácticas y herramientas modernas para que el dormir sea una cuestión más fácil y placentera.

Y no se trata de meditación o ejercicios de relajación. Hoy, se suman nuevas herramientas con las que tal vez en un futuro cercano estemos acostumbrados a vivir. O mejor dicho, a dormir.

Anillos que autorregulan el sueño, pijamas con una fibra especial de cerámica para relajar el cuerpo y almohadas gigantes que simulan el contacto humano, son parte del nuevo bienestar nocturno.

De origen japonés, existen una almohadas que se llaman dakimajura. La palabra se traduce a menudo como "almohada para abrazar". Se trata de unas almohadas de gran tamaño (algunas pueden llegar a 1,5 metros) con las que prácticamente podemos dormir encima de ellas. Los japoneses la utilizan para dormir confortables pero tienen otro fines: lo usan como para no sentirse solos, incluso vienen con forma de anatomía humana.

Existen también almohadas especiales para niños y bebés con formas de nido, que hacen que sientan mucho más contenidos. Varias de ellas tienen sonoridad con latidos que imitan al corazón de la madre. De esta forma el bebé se siente más contenido a la ahora de dormir.

Ver también: Plantas antimosquitos que podes cultivar dentro y fuera de casa

En Holanda se creó una almohada inteligente que induce el sueño guiando el ritmo de la respiración. Esta almohada tiene un sistema de luz gradual por las mañanas que simula el amanecer para despertar.

El anillo que ayuda a dormir

Basta que un famoso use algo novedoso para que se convierta en tendencia. En este caso se trata de Manu Ginobili, quien desde hace unos años lleva puesto un particular accesorio: el Oura Ring.

Manu no es el único: son muchos los deportistas que utilizan este anillo que se conecta con un smartphone por bluetooth y mide diversos parámetros. Hay desde algunos con diseños sencillos hasta otros muy llamativos de titanio e incrustación de diamante. Estos últimos cuestan alrededor de 1000 dólares.

Existen en esta línea también unas vinchas que se colocan a la noche para dormir. Miden los usos de sueño con unas ondas especiales que aparecen cuando nos acostamos.

Pijamas infrarrojos

Con respecto a materiales biocerámicos para utilizar en ropa como pijamas, se basan en una tecnología en donde se aplica la luz infrarroja, que se considera como parte de un anti-inflamatorio.

Ver también: Como descongelar, limpiar y quitar malos olores de tu heladera

Ya hay líneas de ropa que diseñan ropa biocerámica que emiten luz infrarroja lejana en el cuerpo mientras el individuo duerme. La fibra cerámica en forma de polvo se encuentra en la tela y el calor del cuerpo se trasmite a las partículas cerámicas. Luego lo vuelven a emitir volviendo como luz infrarroja lejana de regreso al cuerpo.

Esto se inició para indumentaria y luego se expandió para otras prendas como camperas y calzas para deportista.

Luces "saludables"

La luz artificial para regular pautas de sueño es otra de estas herramientas. Los astronautas de la NASA utilizan unas gafas inteligentes con estas luces cuyo objetivo es favorecer la secreción de melatonina activando los ritmos circadianos óptimos en cada fase del sueño a través de un juego de luces.

Las lámparas relajantes son lámparas especiales y coloridas. Para dormir, la lámpara emite sonidos relajantes y una luz suave, de color rojo, en la habitación.

Las camas también pueden ser inteligentes

Existen también camas capaces de adaptar la dureza del colchón a distintas pautas posturales o emitiendo un ruido blanco que nos aísle del sonido ambiente, o regulando la temperatura o llevándonos a posturas que disminuyan los ronquidos de la persona con la que dormimos.

Las nuevas tecnologías están a la orden del día. Todo es bienvenido aun que siempre se debe consultar al especialista en sueño.

Esta nota habla de: