Cómo hacer manteca casera este fin de semana confinado - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 22 May 2021

La manteca de Irlanda es una de las recetas más sencillas para preparar en casa con facilidad y te quede cremosa y con buen sabor.

Además, una vez hecha podés usarla en los desayunos o incluso como base para hacer mayonesas compuestas como con finas hierbas, ideal para platos de carne.

Así podés prepararla:

Ingredientes

-Nata líquida para montar

-Sal 15 gramos

-Agua  200 ml

Preparación

Tal y como nos explicaron, lo más importante para hacer mantequilla en casa es la calidad de la nata por lo que debes elegir la mejor que puedas, porque el resultado se nota y mucho. Con la nata puesta en el vaso de la batidora la tendrás lista en un momento. Se recomienda la nata extra grasa o al menos de 35% MG.

Leer más: Para este día lluvioso, una rica receta de albóndigas de avena

El primer paso es poner la nata en el vaso y comenzar a batir, primero despacio y progresivamente aumentando la velocidad. En pocos minutos, lo primero que ocurrirá será que la nata se montará, pero si seguimos batiendo, -unos diez minutos serán necesarios- pronto se separarán el suero de la leche y la mantequilla, quedando claramente diferenciados.

Una vez tenemos la mantequilla separada, comenzamos a trabajar con ella para refinarla. Para ello lo mejor es utilizar un par de paletas de madera con las que aplastamos, doblamos y removemos la mantequilla, de forma que va escapando de su interior el suero que pueda tener atrapado. Es el momento ideal para probar y rectificar de sal, aprovechando que la mantequilla está muy blanda y manejable. Fijaos en la imagen cómo al mover y aplastar la mantequilla, primero se hace una pasta y después empieza a salir el suero.

Después, eliminaremos ese suero, (o lo guardaremos para preparaciones de repostería) y añadiremos agua fría para lavar la mantequilla. Una vez lavada la mantequilla casera con el agua, volvemos a trabajar presionando con las maderas para volver a eliminar el agua o algo más de suero, repitiendo dos o tres veces el proceso para quedarnos con la mejor mantequilla casera que hayamos probado jamás.

De los 500 ml de nata líquida, obtendrás aproximadamente 170 g de mantequilla casera. El proceso con las paletas de madera se puede hacer también poniendo la mantequilla sobre un colador y presionando con el dorso de una cuchara para que salga el líquido, ya sea el suero al principio, o el agua de lavar la mantequilla al final del proceso.

Ver más: RecetasReceta de brownies de limón para este fin de semana

Esta nota habla de: