Nunca imaginaste que hacer aros de cebolla era tan fácil - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 7 Feb 2021

Los aros de cebolla son un tipo de comida rápida que se encuentra generalmente en los Estados Unidos y Canadá, pero que ha ido tomando gran popularidad en nuestro país, quizás por la influencia de las grandes cadenas de comida rápida. Lo cierto es que son un acompañamiento que a muchos les gusta y, lo mejor de todo, ¡son muy fáciles de hacer!

Estos aros son cebollas cortadas transversalmente para que se puedan poner en forma de anillo; luego son rebozados en harina y posteriormente son fritos en aceite. Los aros de cebolla quedan crujientes debido a la masa frita de que están rodeados.

Existen varios estilos y formas de preparar los aros, tales como disponerlos juntos de forma rectangular, por separado o con otros alimentos. Se trata de un aperitivo que se sirve y se come caliente. Para hacerlos no necesitás muchos ingredientes, es súper sencillo y sin dudas vas a sorprender a tus invitados con esta receta.

Ingredientes para hacer Aros de cebolla fácil:

-2 unidades de Cebolla morada medianas

-1 taza de Harina sin polvos de hornear

-1 taza de Leche fresca

-2 cucharadas soperas de Aceite

Ver también: Cómo hacer el mejor dip de berenjenas, ideal para picadas

-1 huevo

-1 cucharadita de Sal

-Aceite para freír

-1 pizca de Pimienta blanca molida

Cómo hacer Aros de cebolla fácil:

1.Lo primero será batir levemente el huevo en un recipiente. Luego, agregar el aceite y la leche y seguir batiendo.

2.Cuando se hayan integrado los ingredientes anteriores, incorporar la harina poco a poco sin dejar de batir. Añadir sal y pimienta al gusto. Batir hasta conseguir una mezcla suave y homogénea. Reservar.

3.A continuación, llega ya la hora de cortar la cebolla en aros. Es fundamental cortar la cebolla en aros finos, de 1/2 cm aproximadamente.

Ver también: Rápido y económico: el flan de queso que es tendencia

4.Untar los aros de cebolla en el rebozado que preparaste en los pasos anteriores y escurrirlos un poco para luego freírlos.

5.Poner abundante aceite a calentar. Una vez caliente, colocar los aros de uno en uno y con cuidado de no quemarte. Te aconsejamos que no frías muchos aros de cebolla a la vez ni dejes que el aceite se caliente en exceso, de esta manera le darás tiempo a la cebolla para que se cocine mejor.

6.Freir los aros hasta que estén dorados; dalos vuelta con un tenedor. Cuando estén bien fritos, retíralos y colócalos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Ver también: La torta del agua hirviendo... ¡con chocolate!

Cuando el papel haya absorbido el aceite, ya podés servirlos. Podés utilizar los aros de cebolla para condimentar una ensalada, acompañar un plato de pollo asado o en salsa o a modo de entrada con un poco de alioli casero. 

Esta nota habla de: