Cuáles son los perros más "vagos" y por qué - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 14 Mar 2021

Hay perros que necesitan realizar actividad física constantemente. Otros, sin embargo, son más vagos y se la pasarían durmiendo todo el rato, felices con un solo pase por día.

Parece sólo un dato, pero puede ayudarte a la hora de incorporar un perro a tu familia.

Un artículo del sitio Hola! explica que depende más del animal que de la raza, pero que hay algunos perros que demandan más estímulo físico o psíquico que otras. Los braquicéfalos en general (como los bulldogs o los pug) son más "vagos", pero por culpa de su morfología: tienen las patas cortas y la nariz chata, lo que les impide tomar grandes cantidades de aires y ventilar correctamente, por lo que realizar ejercicios les es más costoso.

Los perros de gran tamaño, por ejemplo, también pueden ser perezosos. Es el caso del gran danés, los mastines o los San Bernardo. Generalmente tienen un metabolismo más lento y su elevado peso hace que no sean muy atléticos.

Ver también: Si tu perro te sigue a todos lados, algo no anda bien

El artículo aclara que el tamaño en sí no es motivo de vagancia y pone como ejemplo al Jack Rusell, una raza pequeña pero muy atlética.

El curioso caso de los galgos

Aunque necesitan periodos de actividad muy intensa, disfrutan mucho vagueando largas horas también. Y es que se da la paradoja de que es una de las razas más veloces, pero también de las más perezosas. 

Tanto es así que es una raza capaz de correr hasta 60 km/h, pero adoran estar tumbados y pueden dormir hasta 18 horas al día.

Razas destinadas a trabajar

Las líneas de trabajo siempre buscan perros activos y buenos en lo suyo, pero pueden ser perros que disfruten igualmente de largas siestas. 

Por ejemplo, los Terranova se han utilizado desde siempre en rescate acuático, y en cambio son perros que pasan mucho tiempo tumbados, al igual que los San Bernardo con el rescate de montaña. Por lo tanto, necesitan una actividad muy intensa pero no durante horas, y disfrutan muchísimo de las largas siestas.

La importancia de la actividad física

Hay perros que aguantan los paseos mejor que otros y nunca es conveniente forzarlos. Si se les saca a hacer ejercicio es importante empezar poco a poco, como si hubiese un calentamiento previo, no dejar que se lancen a la carrera en cuanto puedan, porque esto puede derivar en lesiones, al igual que en los humanos.

Ver también: Así le podes enseñar las normas básicas a tu mascota

Si en cualquier momento se observa cualquier síntoma como que renguean, lamido excesivo de extremidades, apatía a la hora de salir al paseo, dificultad para levantarse o tumbarse, se debe acudir al veterinario, ya que hay problemas como la artritis o la artrosis que muchas veces pasan desapercibidos o mostrando pocos síntomas en sus fases incipientes y que, tratándolas a tiempo, pueden mejorar mucho la calidad de vida del animal.

Animarlos a pasear

En cualquier caso, tenemos que tener presente que es importante que los perros se muevan, al igual que sucede con las personas ¿Cómo los animamos a hacerlo si son especialmente perezosos?

Es importante que mantengan una actividad física constante, el sedentarismo a ellos les afecta igual de negativamente que a nosotros. Pero tampoco debemos de forzarlos excesivamente. A un perro que no le guste pasear difícilmente vamos a poder convencerlo, pero podemos intentarlo saliendo a pasear con otro perro "amigo", con juguetes, o premiándolo con algo de vez en cuando.

Mínimo tres veces al día

Como mínimo deberían salir unas tres veces al día, siendo al menos una de esas tres veces un paseo largo, mínimo de 30-40 minutos, aunque sería conveniente que fuese más tiempo. Si al perro no le gusta correr no hace falta forzarlo, puede pasear con la correa y disfrutar de nuestra compañía y oliendo cada rincón del paseo, que para ellos suele ser bastante estimulante.

Ver también: Cómo reemplazar la carne en un pastel de papas

Esta nota habla de: