La receta más sencilla para preparar milanesas de pollo en casa

El plato que nunca falla, preferido por grandes y chicos, y en su mejor versión: la casera.

La receta más sencilla para preparar milanesas de pollo en casa

Por: Mendoza PostSábado 22 Ene 2022

Es uno de los platos preferidos por grandes y chicos. Siempre saca del apuro y es completamente combinable con distintos tipos de acompañamientos.

Las milanesas son un verdadero manjar y no hay como las que se hacen en casa. La receta es muy sencilla, solo hay que tener en cuenta ciertos detalles para que queden perfectas.

El verdadero y gran secreto es la formación del empanado que las recubre, que es lo que en realidad hace que su interior mantenga su sabor. Si te encantan las milanesas de pollo, esta receta te va a resultar súper práctica.

Milanesas de pollo (2 raciones)

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

Ingredientes

-35 g de harina de trigo

-Una pizca de sal

Ver también: Cuánto tiempo tenés para comer un alimento recién descongelado

-Una pizca de pimienta negra molida

-1 huevo grande o 2 pequeños

-150 g de pan rallado

-1 cucharadita de ajo en polvo

-1 cucharada de perejil seco

-4 filetes de pechuga de pollo

-Aceite de oliva suave para freír

Preparación

-Lo primero que haremos es mezclar en un plato la harina con la sal y la pimienta. En otro plato batimos un huevo y en otro colocamos el pan rallado con una cucharada de ajo en polo y perejil.

-Una vez lista la primera parte, es hora del empanado. Pasamos los filetes de pollo por la harina; retiramos el exceso y los sumergimos en el huevo. Luego los recubrimos con pan rallado, presionando con los dedos.

-Colocamos abundante aceite de oliva en una sartén, que deberá alcanzar los 180º de temperatura. Freímos las milanesas durante un par de minutos de cada lado.

Ver también: El verdadero truco para freír milanesas reutilizando el aceite

-Colocamos las milanesas fritas en papel absorbente para retirar el exceso de aceite que pudieran tener.

-Servimos las milanesas recién hechas: las podemos acompañar con unas ricas papas o una buena ensalada. 

Esta nota habla de: