Los tres signos a los que más les cuesta tomar decisiones - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 16 Abr 2021 27 días atrás

Es más fácil decirlo que hacerlo: tomar decisiones no siempre es asunto sencillo, y los signos del zodíaco tienen mucho que ver en esto.

Hay quienes se toman el tiempo necesario para analizar las opciones y que el riesgo no supere la recompensa, lo que podría derivar en arrepentimiento. El contexto también afecta, por lo que es importante considerar el bienestar de quienes nos rodean.

Sin embargo, también hay personas que se paralizan ante una situación que plantea más de una posibilidad. Deben aprender a seguir su instinto si quieren finalmente avanzar en la vida. Estos son los tres signos del zodíaco para quienes tomar una decisión es una verdadera tortura.

Géminis

Los géminis sufren su naturaleza dual a la hora de tomar decisiones. Muchas veces no saben qué elegir debido que tienen dos personalidades contrapuestas dentro.

Ver también: El test psicológico que revela cuál es tu trabajo ideal

Por eso los nacidos bajo este signo muchas veces terminarán sin hacer nada, ya que no pueden decidirse por una opción o por otra. Son los más indecisos del horóscopo.

Virgo

A pesar de su extrema inteligencia, los regidos por la virgen tienen muchos problemas a la hora de tomar una decisión, ya que no son muy amigos de considerar todas las opciones.

Ver también: El tipo de luna que elijas marca un rasgo de tu personalidad

Los virgo funcionan mejor cuando están concentrados en una sola tarea. Los virgo muestran su mejor cara cuando están ocupados con un asunto en particular, y no deben pensar en otra cosa. Al momento en el que tienen que hacer un balance de lo bueno y lo malo de algo, comienzan a perderse.

Tauro

A pesar de que generalmente saben lo que quieren, los nacidos bajo este signo tienen una cara poco conocida, y es la de la indecisión.

Ver también: ¿Sos un líder nato? Averígualo con este test

El problema principal de los del signo del toro es que nunca dejan de analizar una situación, hasta que ya tienen tantas opciones en la cabeza, que se quedan paralizados.

Esta nota habla de: