Los 4 trucos caseros para limpiar los filtros de tu campana extractora - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 3 Abr 2021 8 días atrás

Mantener los artefactos de la cocina limpios puede llevarnos un buen tiempo, pero es mejor ir haciendo una limpieza cotidiana a dejar que la suciedad se acumule y después se nos haga engorroso deshacernos de ella.

A la campana extractora, por ejemplo, solemos limpiarla externamente para que "se vea" limpia, pero por dentro lleva filtros que, si descuidamos, se llenarán de grasa.

Limpiar estos filtros no solo evitará que la campana desprenda olores desagradables, sino que también alargará su vida útil y no habrá que cambiarlos antes de tiempo. Según un artículo del sitio La Vanguardia, estos son los mejores trucos caseros para dejar los filtros impecables.

Bicarbonato

Para este método te hará falta una olla grande, agua, jabón y bicarbonato. Lo único que tenés que hacer es llenar la olla con agua caliente, echar jabón y dos o tres cucharadas de bicarbonato de sodio y luego mezclar bien.

Ver también: Los trucos infalibles para limpiar los cristales de la casa

A continuación, sumergir los filtros dentro de la olla y deja actuar la mezcla durante cinco minutos. Si no tenés a mano ninguna olla suficientemente grande, podés usar la pileta donde lavás los platos. Llenala de agua y poné el tapón, agregá los mismos ingredientes y sumergí los filtros.

Cuando haya pasado el tiempo, repasá los filtros con jabón y una esponja suave, ¡y listo!

Vinagre

Si aún hay manchas que se resisten, podés recurrir al vinagre blanco, un producto tan económico como útil. Deberás repetir los mismos pasos que en el anterior método, pero en cambio de añadir unas cucharadas de bicarbonato deberás verter una taza de vinagre blanco.

Además, este ingrediente le dará un brillo extra a los filtros.

Jugo de limón

¿Y si los filtros de tu campana no son extraíbles? Poné a hervir una olla con agua caliente: mientras exprimí el jugo de tres limones y dejalo en un bol. Cuando el agua arranque a hervir, agregá el jugo; el vapor subirá hacia los filtros y ayudará a despegar la grasa impregnada.

Ver también: Tips para que tu casa respire confort y bienestar

Luego, retirá la grasa con un trapo suave y repasá los filtros con un poco de vinagre. Acordate de secarlos bien.

Lavaplatos

Este es el método más simple y rápido, aunque si hace tiempo que no limpiás los filtros, quizás no sea demasiado efectivo. Lo único que tenés que hacer es colocarlos en el lavavajillas -asegurate de que no rozan con las aspas que hay en la parte superior del electrodoméstico- y programá el lavado habitual.

No hace falta que pongas el lavaplatos únicamente para esta tarea, podés añadir platos y vasos sin problema, y así aprovecharás el lavado.

Esta nota habla de: