Cómo quitar la grasa de la cocina: los trucos caseros que no conocías - Mendoza Post
Cómo quitar la grasa de la cocina: los trucos caseros que no conocías

La tarea va a ser mucho más rápida y sencilla si ponés en práctica estos consejos.

Cómo quitar la grasa de la cocina: los trucos caseros que no conocías

Por: Mendoza PostDomingo 11 Jul 2021

Siempre es bueno realizar una limpieza profunda en la cocina, un lugar en donde pasás mucho tiempo y en el que se manejan los alimentos que luego consumís. Así que, por más que la mantengas impecable a simple viste, es necesario ir un poco más allá.

Limpiar "a fondo" con cierta frecuencia permite eliminar la suciedad y la grasa que se acumula en los azulejos, la campana extractora, los muebles y otras áreas que no tenés en cuenta normalmente.

Si estás posponiendo la limpieza en profundidad por falta de tiempo o de ganas, llegó el momento de que pongas manos a la obra porque la tarea va a ser mucho más rápida y sencilla si ponés en práctica estos consejos.

Ver también: Cómo saber si generaste anticuerpos por la vacuna o por el Covid

Desengrasante comercial. Hay muchos productos desengrasantes eficaces para quitar la grasa de los muebles de la cocina con poco esfuerzo. Seguí las indicaciones del fabricante para obtener los mejores resultados.

Jugo de limón. El jugo de limón contiene ácido cítrico, un ingrediente que lo convierte en un agente desinfectante y un potente desengrasante. Exprimí unos cuantos limones, colá el jugo para eliminar las semillas y la pulpa, rocialo con una botella con pulverizador y djalo actuar sobre los muebles unos minutos. Después, limpiá con un paño seco.

Ver también: Cinco consejos para hacer felices a nuestros perros

Pasta de dientes. Este producto no solo resulta eficaz para limpiar la vitrocerámica, sino también para eliminar la grasa de los muebles de la cocina. Aplicala sobre las zonas en las que la grasa se haya quedado pegada, dejala actuar unos minutos y luego retirala con una esponja o un trapo.

Bicarbonato de sodio. Prepará una pasta mezclando bicarbonato de sodio con agua tibia y aplicala en las zonas grasientas de tus armarios de cocina. Dejá que actúe la mezcla y después pasá un paño limpio para retirar los restos.

Vinagre blanco. El vinagre blanco no solo dejará tus muebles libres de grasa, sino que además los desinfectará. Rocialo sobre las manchas con una botella con pulverizador y luego enjuagá y secá con un paño. Si esto no es suficiente, mezclá vinagre con agua caliente y jabón y aplicá esta solución con una esponja.

Ver también: Pan de ajo al horno, muy fácil de hacer y en pocos pasos

Amoniaco diluido en agua. Otro truco para quitar la grasa de los muebles de la cocina que resulta muy eficaz es aplicar amoniaco diluido en agua. Mezclá una parte de agua y otra de amoniaco, aplicá la solución sobre las superficies a tratar y aclará bien con agua. 

Ver también: Trucos para descongelar tus limones y te queden frescos


Esta nota habla de: