Huerta en casa: consejos para sembrar ajo en macetas - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 29 May 2021 16 días atrás

Plantar ajo es una buena tarea de iniciarse en las tareas de la huerta, ya que es una de las laboras más sencillas que existen. Cultivar ajo en maceta y tener una buena cosecha es posible, aunque tengas un pequeño espacio de huerta urbana, señala el sitio Info Agro.

El ajo, es una variedad de Allium y como la gran parte de ellas, es una bulbosa. No ocupa mucho espacio, por eso es posible cultivarla en cualquier contenedor que tenga al menos unos 20 cm de profundidad. Puede ser una jardinera, un cajón de madera, tachos, latas, etc.

Es muy simple y podrás tener una buena cosecha todos los años.

Cómo sembrar ajo

Lo ideal es elegir ajos que estén bien adaptados al clima donde los cultivaremos, pero de no ser posible, tendremos la paciencia para que se adapten con el tiempo. Si son de origen ecológico, mejor, aunque también funciona sembrar los ajos brotados de la verdulería.

Ver también: Las tentadoras tostadas de Juliana Awada: completas y saludables

Hay que tener también en cuenta el tamaño, elegir los más grandes, que no presenten zonas blandas y que no arrugas y deformidades.

Cuidados básicos del ajo

Es recomendable esperar los primeros meses fríos para comenzar el cultivo de ajos, el otoño es ideal, aunque en algunas latitudes es más húmedo por las lluvias y habrá que regular el tema de los riegos. Además, hay que asegurar un buen drenaje. Cualquier exceso de agua, echará a perder estos bulbos.

También habrá que tener en cuenta el momento óptimo para la cosecha, porque apresurarnos puede hacer que se pierdan todas las cabezas de ajo ya desarrolladas.

Cuándo y cómo se cosecha

La cosecha del ajo se produce de 7 a 9 meses después de su siembra o plantación. Para saber cuándo cosecharlos observaremos que los ajos sacarán un tallo, que es su flor, justo antes de estar listos. Esta flor la quitaremos y procederemos a doblarlos o pisarlos para que "engorden".

Ver también: Pastafrola fácil con harina leudante

Una vez que lo que fueran las hojas estén bien secas, se procede a retirar con cuidado de la tierra cada cabeza de ajo y se deja un par de días al sol. Si hay aviso de lluvias, mejor colocarlos a resguardo.

Es conveniente seleccionar las mejores cabezas para volver a sembrar al siguiente ciclo.

Esta nota habla de: