Grillo topo, el peor enemigo del césped: cómo controlarlo - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 12 Sep 2021 7 días atrás

Los grillos topo son la principal plaga del césped. Vienen de Europa occidental y el norte de África, pero se fueron expandiendo hasta llegar a América del Sur. Justamente desde Argentina es que se exportaron huevos a Estados Unidos, a fines del siglo XX.

Tienen un ciclo de vida de un año. No se ven fácilmente, ya que pasan la mayor parte del tiempo debajo del suelo.

El grillo topo gris, el más agresivo y voraz, se alimenta de las raíces y, en noches cálidas, sale a la superficie para consumir brotes y hojas tiernas. El grillo topo del sur no es vegetariano, se alimenta de otros insectos, pero realiza gran cantidad de túneles que afectan la vegetación negativamente.

Son fácilmente visibles: miden unos 4 centímetros de longitud, excavan el suelo donde, además de los daños descriptos, los machos adultos realizan "cámaras" a unos 15 cm de profundidad en las que luego las hembras colocarán decenas de huevos. Una sola hembra puede oviponer casi 200 huevos entre septiembre y noviembre, si hay suficiente temperatura y humedad en el suelo, explica un artículo publicado en el diario La Nación.

Ver también: Superalimento que te permitirá conciliar el sueño

Veinte días después nacen las pequeñas ninfas, muy voraces, que causan los primeros daños de la primavera. Los más serios son en el césped: una importante pérdida de masa radicular y decaimiento y pérdida del follaje. En los jardines atacados se ven, especialmente después de una lluvia, pequeños montículos de tierra que son acumulaciones de suelo a la entrada de los túneles que ellos cavan.

Cómo identificarlos

Una forma eficaz de identificación es la utilización de una solución de agua jabonosa hecha con detergente de cocina y agua en las proporciones de 30 cc de detergente (dos cucharadas soperas) en 4 litros de agua. Durante la mañana se vierte el agua jabonosa dentro de los orificios y en unos 15 minutos podrán verse a las ninfas o adultos que salen al exterior. Si no se observa presencia de insectos, es muy probable que los orificios en cuestión sean producidos por otra plaga subterránea: los gusanos blancos del suelo (que cuando son adultos se llaman bichos torito).

Cómo se controlan los grillos topo

Cuanto más pequeño son, más fácil será el control; y cuanto más temprano comencemos los controles, menos daños tendremos en el césped.

Al llegar la primavera, los primeros síntomas (montañitas de tierra) siempre se observan en los bordes del jardín. Los primeros grillos vienen volando y se resguardan a la sombra de los arbustos que usualmente están en los bordes del parque, y allí los machos hacen las primeras cámaras y "cantan" a las hembras para atraerlas. En esta instancia aún no se ven daños en las plantas, por lo que las señales de que tenemos grillos topo en el jardín son los montículos y el sonido de los "cantos" al anochecer.

Ver también: El verdadero superalimento que ayuda al sistema inmune

En esta situación recomendamos el método orgánico de solución ajo + ají + jabón en polvo. Picar 100 gramos de ajo y 100 de ajíes verdes, aplastar con un palo de amasar y a la papilla obtenida agregarle 100 cm3 de jabón en polvo "baja espuma". Mezclar en tres litros de agua, esperar 24 horas, filtrar el contenido y regar el césped directamente, sin agregar más agua. Evitar hacerlo con sol directo en las hojas. Repetir a los quince días.

Más adelante, de diciembre a abril, en un jardín infestado se observan las montañitas en el centro del parque. En estos meses recomendamos un método químico de cebos tóxicos: mezclar 5 cc de metomil y 50 g de azúcar en un litro de agua más 300 g de harina integral o hasta encontrar la consistencia para formar las bolas de cebos (hacer la mezcla con guantes y utilizar barbijo por prevención). 

Ver también: Mantené tu hígado limpio y sano con estos 5 consejos

El metomil es un compuesto químico insecticida menos peligroso que los utilizados en los métodos líquidos tradicionales. Al utilizarlo en cebos se minimiza la exposición del insecticida al medio ambiente. Las bolitas de cebo se colocan cerca y dentro de los agujeros de las montañitas hechas por los grillos al atardecer. Repetir la colocación durante 3 o 4 días consecutivos. 

Esta nota habla de: