Esto le pasa a tu organismo si comes una pera diaria - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 5 May 2021

Las peras y su riqueza en micronutrientes y antioxidantes las convierten en una de las frutas más interesantes, asequibles y disponibles todo el año.

Como sucede con muchas otras frutas, las peras, en sus más de 100 variedades en todo el mundo, tienen un perfil nutricional similar: una pera de poco menos de 200 gramos apenas aporta unas 100 kcal, procedentes de 27 gramos de hidratos y 6 gramos de fibra, con apenas 1 gramo de proteínas.  

 Además, las peras son ricas micronutrientes como vitamina C, vitamina K, potasio y cobre de forma mayoritaria. Pero, por su parte, también aportan pequeñas cantidades de ácido fólico o vitamina B9, provitamina A y niacina o vitamina B3. Precisamente las vitaminas del grupo B tienen una importancia clave en la función celular y la producción de energía, mientras que la provitamina A ayuda a mantener una buena salud de la piel y mejora la cicatrización de las heridas.  

 Las peras son ricas micronutrientes como vitamina C.

Por su parte, el cobre se relaciona con una buena inmunidad, el metabolismo del colesterol y una función nerviosa óptima; mientras que el potasio colabora en la contracción muscular y la buena función cardíaca.

Finalmente, se sabe que incluso es aconsejable consumir la piel de la pera, dado que contiene seis veces más polifenoles que la pulpa.

Las peras y la salud intestinal

Como sucede con otras frutas, las peras con una buena fuente de fibra soluble e insoluble, las cuales ayudan a mantener la regularidad digestiva y mejorar la consistencia y el volumen de las heces: una pera de tamaño medio aporta 6 gramos de fibra, un 22% de las necesidades diarias recomendadas.

Esta fruta tiene numerosos beneficios para la salud. 

Por otro lado, se sabe que la fibra soluble sirve de alimento para las bacterias intestinales. Se consideran prebióticos, los cuales se han asociado a un envejecimiento saludable y una mejor inmunidad.

Una vez más, la piel de la pera también contiene una cantidad significativa de fibra, por lo que es mejor consumir la fruta entera sin pelar (pero después de lavarla, siempre).  

Los compuestos vegetales de las peras

Las peras y las frutas en general contienen diversos compuestos vegetales beneficios para la salud, los cuales a su vez suelen participar en la coloración de estos alimentos. Por ejemplo, las antocianinas, que dan un tono rojizo a algunas peras, se han relacionado con mejoras a nivel de salud cardiovascular. 

 La piel de la pera también contiene una cantidad significativa de fibra.

Por otro lado, la luteína y zeaxantina otorgan el color verde a las peras, y ambos compuestos se han relacionado con una mejor salud visual, sobre todo durante el envejecimiento.

Las peras y su potencial anticancer

Las peras contienen varios compuestos con conocidas propiedades anticancerígenas. Algunos estudios sugieren que las dietas ricas en frutas y verduras, incluyendo las peras, pueden reducir el riesgo de diversos tipos de cáncer, como es el caso del cáncer de pulmón, estómago y vejiga.

Ver: Alguien de Mendoza ganó más de $38 millones y 3 vehículos en el Telekino

Así mismo, otros trabajos han hecho hincapié en el consumo de frutas ricas en flavonoides, como las peras, los cuales podrían proteger del cáncer de mama y ovario.

Las peras y la diabetes tipo 2

Las peras, y de forma particular aquellas ricas en antocianinas y su tonalidad rojiza, se habrían relacionado con un menor riesgo de sufrir diabetes tipo 2.

Las peras podrían proteger del cáncer de mama y ovario.

En este caso, un estudio con más de 200.000 personas sugirió que comer 5 o más porciones semanales de frutas ricas en antocianinas, como las peras rojas, reduciría hasta un 23% el riesgo de sufrir diabetes tipo 2.

Las peras y la salud del corazón

Las peras también tienen el potencial de reducir el riesgo de enfermedad cardíaca gracias a otros compuestos antioxidantes de su piel y pulpa.

Por un lado, la procianidina puede reducir la rigidez del tejido cardíaco, reducir el colesterol LDL o "colesterol malo" y aumentar el nivel de colesterol HDL o "colesterol bueno".

Por otro lado, la quercetina, que se encuentra en la piel de la pera, se habría relacionado con menores niveles de inflamación, menores niveles de tensión arterial y mejoras a nivel del metabolismo del colesterol.

Las peras y la pérdida de peso

Para finalizar, como hemos mencionado, las peras son alimentos bajos en calorías y ricos en fibra y agua. Por tanto, son una combinación interesante a la hora de perder peso, pues tanto el agua como la fibra tienen un conocido potencial saciante, reduciendo así la ingesta alimentaria en general.

Ver: Google busca empleados para nuevas oficinas en Argentina

Esta nota habla de: