El secreto para unos increíbles garbanzos crujientes - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 27 Feb 2021

Los garbanzos tostados pueden resultar un gran aperitivo para "picotear" en cualquier momento, aunque también son deliciosos en cremas, purés y ensaladas. Se pueden hacer al horno, pero existe una manera mucho más fácil y saludable de preparar este snack: la freidora de aire (sin aceite) te permite tenerlos listos en 15 minutos.

Para lograr unos garbanzos increíbles, es importante la combinación de especias, por lo que es recomendable probar y variar las cantidades según el gusto propio. Pueden ser dulces, agridulces, picantes o una combinación de todos ellos.

Si hay niños en casa, se puede probar con un condimento más suave; omitir algunas especias, rebajar la cantidad y aumentar las hierbas aromáticas, por ejemplo, añadiendo orégano o perejil.

Ingredientes

-400 gramos de garbanzos cocidos

-1 c/c rasa de sal

-2 c/c de pimentón de la Vera

-1 c/c de comino en polvo

Ver también: Beneficios y desventajas del ayuno intermitente

-1 c/c rasa de cebolla en polvo

-1 c/c rasa de ajo en polvo

-1 c/c rasa de pimienta negra

-1 c/c rasa de cúrcuma

-1-2 c/c de hojas de cilantro secas

-1 c/s de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Podés utilizar garbanzos de bote para hacer esta receta; vertelos en un colador grande y enjuagalos bajo el chorro de agua del grifo hasta que deje de salir espuma. Escurrilos bien y pasalos a un recipiente cubierto con papel de cocina o un trapo para secarlos.

Ver también: Cinco opciones de merienda saludable para la escuela

A continuación, pasá los garbanzos a un bol y añadí la sal, las especias y el aceite de oliva virgen extra, mezclá bien y ponelos en la cesta de la reidora (podés cubrirla con papel vegetal para que se ensucie menos).

Programá 200º C unos nueve minutos (con variedades pequeñas el tiempo se puede reducir).

Acabado y presentación

Cuando los garbanzos estén crujientes y tostados, pasalos a una bandeja para que se enfríen; es posible que alguno se haya reventado, pero se puede comer igual. Podés guardar este snack en un tarro cerrado para tenerlo a mano siempre que apetezca. 

Esta nota habla de: