Consejos para lograr un buen "concepto abierto" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 16 Feb 2021

Aunque las cocinas abiertas, y en general los espacios comunes, son una de las tendencias de decoración del momento, lo cierto es que ahora se llevan juntos, pero no revueltos, estableciendo delimitaciones espaciales más claras, que les permitan la interconexión de las funciones y de los ambientes, pero sin perder su propia personalidad decorativa. 

La idea del "concepto abierto" se afianza pero no quiere decir que los spacios deben ser una especia de todo en uno, sino que es necesario que se diferencien. 

En esta nota, te dejamos algunas ideas para separar los distintos ambientes (cocina, salón y comedor), sin tener que levantar un tabique o un muro.

Con suelos distintos

Una forma sencilla de delimitar sin empequeñecer es jugando con pavimentos diferentes, que permiten de un simple vistazo delimitar visualmente la cocina del salón y del comedor. Puedes hacer que sean del mismo color o crear contraste, como en este proyecto de Cartelle Design. Eso sí, recuerda elegir siempre un suelo resistente y fácil de limpiar para la cocina.

Mirá también: Tips básicos para lograr una ecoración minimalista

A través de los materiales y los colores

Para mimetizarse con la decoración, la cocina abandona los códigos tradicionales (armarios altos, zócalos...) y se acoge a los del salón. Esta simbiosis decorativa de ambos espacios dificulta, en parte, la tarea de delimitar visualmente uno del otro sin levantar un tabique, por lo que es preciso jugar con el ingenio y establecer diferencias a través de factores como los materiales y el color. Así, en esta propuesta de Santos, la cocina se viste de negro, mientras que el salón se decanta por la madera y las telas grises, logrando un conjunto muy potente visualmente. La librería baja tras el sofá también actúa como elemento separador.

Con una estantería

Si no tienes problemas de espacio, una buena manera de marcar límites espaciales entre la cocina y el salón o el comedor es colocando una librería alta sin trasera, que haga las veces de tabique y de lugar de almacenaje. Si además las pones a continuación de la isla central, como en esta propuesta de Next125, crearás una ?pared' visual perfecta. Toma nota de la alfombra del comedor: es otro detalle diferenciador.

Una barra fronteriza

Tan fácil de ejecutar como resultona, esta solución te permitirá sacar partido a la barra de la isla y separar ambos espacios de forma natural. Lo más idóneo es que los taburetes den la espalda a la zona del sofá, para mantener en todo momento cierta privacidad. Recuerda que las islas centrales necesitan, al menos, 15 metros cuadrados y que la iluminación, como la que ofrece esta lámpara de Vibia, te ayudará a crear atmósferas distintas.

Cuatro arreglos florales para decorar tu casa en verano

Esta nota habla de: