Cuál es la diferencia entre el polvo para hornear y la levadura - Mendoza Post
Cuál es la diferencia entre el polvo para hornear y la levadura

En teoría sirven para un mismo fin, pero no son lo mismo. Conocé las características de cada una.

Cuál es la diferencia entre el polvo para hornear y la levadura

Por: Mendoza PostDomingo 4 Jul 2021

La levadura y polvo para hornear sirven para un mismo fin, pero no son iguales. En la cocina se utilizan para aumentar el volumen de las preparaciones. Sin embargo, las características de cada ingrediente son determinantes en las preparaciones.

Ambas sustancias incorporan dióxido de carbono a los productos, aunque cada una lo hace de manera distinta. Físicamente, la levadura se comercializa en un estado liofilizado latente que le confiere la apariencia de un polvo no tan fino y de color café claro.

Permite mantener a la levadura estable en almacenamiento, debido a que en realidad se trata de un organismo unicelular vivo que es una variante de un hongo. 

Ver: Estos son los 4 signos que "viven en el pasado"

El polvo para hornear es muy similar a la harina de trigo, aunque es mucho más fino y blanquecino, además de estar compuesto por un ácido y una base.  

Diferencias entre levadura y polvo para hornear

La naturaleza de cada ingrediente es distinta y por ello, su forma de reaccionar y la manera en la que se trabaja con la levadura es muy distinta que la empleada para el polvo para hornear.

Ver: Qué es la dieta antiinflamatoria y que beneficios tiene


Al ser un organismo vivo estabilizado, cuando la levadura se va a ocupar se debe agregar líquido para rehidratar al hongo, el cual requiere de un tipo de azúcar para mantenerlo vivo, puede ser azúcar, miel o incluso jugo de frutas, pues con este compuesto produce el dióxido de carbono y etanol.

Asimismo, al estar activa, la levadura comienza a expandir el producto, pues produce pequeñas burbujas que siguen creciendo mientras se trabaja la masa, un proceso que se conoce como fermentación. La levadura crece mejor con el calor, entre 25 y 35 grados Centígrados, aunque una vez que se llega a los 50 o 55 grados Centígrados la levadura muere y deja de crecer.

Ver: Alerta por un nuevo intento de estafa a clientes de bancos

En tanto, el polvo para hornear se compone regularmente de bicarbonato de sodio y uno o dos ácidos en polvo que al ser mezclados e integrados con un líquido comienzan a desprender burbujas de dióxido de carbono. Cuando está compuesto con dos ácidos es una fórmula de doble efecto y requiere de calor para que el segundo ácido se pueda disolver y aumentar su proporción. Fuente: GastroLab

Ver: Los verdaderos beneficios del rodillo de jade


Esta nota habla de: