Así podés eliminar la humedad de las paredes de tu casa - Mendoza Post
Así podés eliminar la humedad de las paredes de tu casa

Te dejamos una serie de consejos para que puedas librarte de dolor de cabeza y tus paredes queden relucientes sin nuevas apariciones.

Así podés eliminar la humedad de las paredes de tu casa

Por: Mendoza PostLunes 12 Jul 2021

Uno de los problemas domésticos que mayores dolores de cabeza implica es la humedad que se presenta en ciertas paredes del hogar, porque muchas se torna un proceso difícil de resolver o de erradicar. 

Pero  el problema no es estético sino también edilicio y hasta puede generar infecciones respiratorias en los habitantes de la vivienda. 

Es que las antiestéticas manchas en las paredes y rincones  puede provocarnos alergias y dificultades en el sistema respiratorio, según afirma diferentes estudios científicos. 

Lo cierto es que la humedad de la casa es un problema que puede estar generado por el material del que está fabricada, el impacto del clima y la falta de ventilación de los espacios.

Por fortuna, existen algunos métodos naturales que pueden ayudar a eliminarla para darle un mejor aspecto a los espacios afectados y evitar problemas mayores.

La humedad puede generar inconvenientes de salud. 

Ver: Video: así llegó Lautaro Martínez al Hospital Notti a buscar a su familia

Determinar que tipo de humedad hay

La filtración se puede dar por causas naturales (climas húmedos o lluvias intensas) o por rotura de cañerías internas. Básicamente es el ingreso de agua por huecos o grietas en los muros. En ocasiones ni siquiera es necesario que haya fisuras. Los muros están compuestos de elementos porosos. Si no están convenientemente protegidos de la humedad terminarán dando lugar a manchas.

Ante esta situación, las siliconas o selladores, la membrana líquida o asfáltica y los revoques impermeabilizantes podría ayudarte a acabar con el problema. 

La situación se puede deber a tres factores. 

Otro de los agentes que puede provocar humedad en las paredes es la condensación que se genera con bañarnos, cocinar o simplemente respirar, ya que provocan un incremento en la humedad del ambiente. 

Este tipo de humedad es la que permite el crecimiento de moho y hongos por lo que  la ventilación se vuelve central.

Otra es la capilaridad y podría tener que ver con una característica propia del terreno. Es decir, el suelo donde se asienta tu hogar puede ser húmedo o con napas más superficiales y esto hace que llegue a los cimientos.

Ver: Pan de ajo al horno, muy fácil de hacer y en pocos pasos

Esta nota habla de: