Cuidado con el brócoli: las contraindicaciones - Mendoza Post
Cuidado con el brócoli: las contraindicaciones

Si bien es un alimento saludable y que aporta numerosos beneficios, también es cierto que si padeces ciertas enfermedades deberías reducir su consumo.

Cuidado con el brócoli: las contraindicaciones

Por: Mendoza PostLunes 29 Nov 2021

Las propiedades y cualidades del brócoli son ampliamente difundidas. Se trata de un alimento súper saludable y que aporta una cantidad significativa de hierro a nuestro organismo.

Pese a ello, la ingesta de esta verdura saludable puede ser perjudicial para algunas personas sobre todo si padecen algunas enfermedades. Es que se han comprobado ciertas contraindicaciones detrás de su ingesta. Específicamente no sería recomendable para personas que tengan alteraciones en los riñones o para quienes sufran hipotiroidismo.

Al parecer las personas que sufran alteraciones en la función renal deben evitar ingerir brócoli o, al menos, moderen la cantidad a que un consumo excesivo puede ocasionar una irritación en el tejido de los riñones, además de producir dilatación del corazón, arritmias cardíacas y el entumecimiento de las extremidades. Aunque se recomienda consultar con el médico de cabecera sobre cada caso en particular.

Hay casos específicos en los que es necesario moderar su consumo. 

Ver también: Esto sucede en tu organismo cuando el sistema inmune está deprimido

Pero, también, los especialistas apuntan a quienes tienen este tipo de padecimientos con los riñones, además de moderar su consumo, también es imprescindible hervirlo antes de consumirlo.

Vale mencionar que, el brócoli, como el resto de las verduras crucíferas están contraindicadas para las personas con hipotiroidismo, ya que contienen algunas sustancias que pueden interferir con la absorción de yodo, frenando la actividad de la glándula tiroidea.

Algunas de las contraindicaciones

No es recomendable para personas que tengan alteraciones en los riñones o para quienes sufran hipotiroidismo.

Estas recomendaciones son solo a modo de prevención, ya que se ha demostrado que el consumo excesivo de crucíferas, como el brócoli, causa hipotiroidismo en animales. Pero, además, las verduras crucíferas producen gases estomacales e intestinales, esto se debe a que a su alto contenido de azufre, que eleva el nivel de sulfuro de hidrógeno, produce flatulencias. Para evitar todos estos efectos se recomienda que los mismos se consuman cocinados.

Ver: La receta definitiva para preparar un buen brownie casero

Esta nota habla de: