Así podés evitar que el moho eche a perder tus naranjas

Si una tiene moho, del tipo de pelusa verde, inmediatamente se las "contagie" a las demás. Acá te damos unos tips para que esto no te suceda.

Así podés evitar que el moho eche a perder tus naranjas

Por: Mendoza PostMiércoles 19 Ene 2022

Todos los cítricos tienden a estropearse en muy poco tiempo si no se almacenan bien, y pueden perder su jugo y su sabor. 

Es muy común que si comprás una bolsa de naranjas, pomelos, limones o mandarinas, si una tiene moho, del tipo de pelusa verde, inmediatamente se las "contagie" a las demás.

Por eso, lo primero que tenés que hacer es elegir bien las naranjas. Es decir, las que más pesen ya que son las que tienen más jugo y que tengan la piel tersa, brillante y uniforme. 

Si alguna tiene una mancha, golpe o está blanda es que están demasiado maduras, con el calor y la humedad producirá moho, y se lo pasará a las demás. 

Ver además: Estos son los alimentos con más electrolitos: ¿Para qué sirven?

En casa, conservar las naranjas frescas es primordial y muy simple. Tenés que dejarlas a temperatura ambiente en un lugar fresco, seco y ventilado. 

También puedes guardarlas en la heladera, en el cajón de la fruta. 

Pero no las guardes en una bolsa de plástico o un recipiente con tapa, debido a la humedad que sueltan, ya sea a temperatura ambiente como en la heladera, puede facilitar la aparición de moho. 

Si las dejas en una frutera en un ambiente fresco, podés conservarlas de entre unos 5 a unos 10 días. 

Si las guardas correctamente en la heladera aguantarán entre 15 y 20 días.

Si quieres alargar su conservación, podés envolver cada pieza en papel de cocina absorbente y guardarlas en la heladera, de esta manera la servilleta absorberá la humedad.

Te puede interesar: Si tu piel se ve así, es probable que te falte vitamina C

Esta nota habla de: